Público
Público

El Reino Unido cree que la resolución en la ONU de condena a Siria está "en el filo de la navaja"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, consideró hoy que aprobación en la ONU de una resolución de condena a la represión del Gobierno de Siria de las manifestaciones de la oposición está "en el filo de la navaja".

Hague, en declaraciones a la cadena de televisión Sky News, calificó de "muy seria" la situación en Siria, donde continúa la represión y donde decenas de miles de personas siguen huyendo hacia la frontera de Turquía, y consideró que la comunidad internacional debe actuar con rapidez y contundencia.

No obstante, volvió a descartar la posibilidad de una acción militar internacional, como en el caso de Libia, para proteger a la población civil, ya que el consenso en la ONU es casi imposible.

Hague consideró "inaceptable" el comportamiento del régimen del presidente Bachar al Asad y dio crédito a "las numerosas denuncias que sobre torturas y abusos de los derechos humanos".

"Lo principal es que estamos intentado lograr una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Es mucho más difícil que en el caso de Libia. Un país como Rusia (con derecho a veto en el Consejo) tiene una relación mucho más estrecha con Siria de lo que la ha tenido con Libia en los últimos años", declaró.

"La perspectiva de conseguirlo (la aprobación de la resolución) está ahora mismo en el filo de la navaja", ilustró el ministro.

Hague consideró que, si la resolución presentada la semana pasada por el Reino Unido y Francia no sale adelante, el Consejo debería al menos hacer una declaración para presionar al Gobierno sirio.

En esa declaración, explicó el ministro, "se debería instar al Gobierno sirio a responder a las exigencias legítimas de su pueblo, liberar a los presos de conciencia, permitir el acceso a internet y cooperar con la Alto Comisionado de la ONU de Derechos Humanos".

Preguntado si el Reino Unido contribuiría militarmente si la ONU pudiera ser persuadida para respaldar una acción armada, Hague contestó: "es tan hipotético que esa es una pregunta académica".

Hague denunció que el régimen de Al Asad está recibiendo apoyo de Irán y acusó a las autoridades de Teherán de comportarse con "una hipocresía extraordinaria" después de haber alentado en el pasado otras revueltas sociales, como en el caso de Egipto.