Público
Público

Reino Unido detuvo este año a un miembro de Al Qaeda por sospecha de atentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un miembro de la rama de Al Qaeda en la Península Arábiga, considerada responsable de los envíos explosivos de la semana pasada en aviones de carga, fue detenido a principios de año en Reino Unido bajo la sospecha de que planeaba un atentado en este país, informó hoy la ministra del Interior, Theresa May.

La ministra ofreció esta información durante una conferencia, en la que hizo su primera gran intervención pública sobre política antiterrorista desde que llegó al cargo el pasado mayo.

"Un miembro de AQAP (Al Qaeda en la Península Arábiga) fue detenido aquí a principios de este año. Supuestamente estaba planeando un atentado terrorista en este país. Es previsible que las amenazas como esta continúen", dijo la ministra.

May señaló también que la actuación del Gobierno ha reducido el número de extremistas musulmanes originarios del Reino Unido que viajan a Somalia para recibir entrenamiento con el objetivo de regresar a suelo británico y cometer atentados indiscriminados.

"Sabemos que hay gente de este país que ya ha ido a Somalia a luchar. Dada la experiencia en otros lugares, parece altamente probable que si les dejáramos, eventualmente veríamos extremistas británicos, entrenados y endurecidos en las calles de Mogadiscio, volver al Reino Unido para intentar asesinatos masivos en las calles de Londres", señaló la responsable del Home Office.

May explicó que "la investigación de tramas terroristas en este país casi siempre llevan al extranjero" y añadió que, aunque el foco está puesto ahora en Yemen, "la mayoría de las amenazas al Reino Unido sigue viniendo de las zonas tribales de Pakistán".

"Teniendo en cuenta que tenemos una diáspora paquistaní de más de un millón de personas y que hay cientos de miles de viajes entre nuestros países cada año, lo que ocurre en Pakistán es algo importante para las calles del Reino Unido", indicó May.

La ministra reiteró que el Gobierno "no hará absolutamente nada que ponga en riesgo la seguridad nacional del Reino Unido", tras las medidas adoptadas en los últimos días a raíz de la interceptación de una sustancia explosiva en un avión de carga procedente de Yemen que hizo escala en el aeropuerto de East Midlands (Inglaterra).

May anunció el lunes la suspensión del aterrizaje, el tránsito o el despegue desde el Reino Unido de vuelos de transporte de mercancías procedentes de Somalia, por la sospecha de que también pueda haber contactos entre terroristas de ese país y de Yemen.

Dos días antes, May ya había anunciado la suspensión del ingreso o paso por territorio británico de cualquier avión de pasajeros o mercancías que transportara carga no acompañada procedente de Yemen.

La prohibición se sumó a la suspensión desde hace un año de todos los vuelos directos, tanto de pasajeros como de mercancías, entre Yemen y el Reino Unido, tras el atentado fallido en un avión con destino a Estados Unidos que tuvo lugar en la Navidad del 2009.

En una comparecencia ante la Cámara de los Comunes, May informó además de que se impondrán restricciones en el transporte aéreo de tóneres de impresora, el objeto supuestamente manipulado por los terroristas para convertirlo en un artefacto explosivo.

En colaboración con la industria, el Ejecutivo británico emprenderá además una revisión de todo el sistema de seguridad que afecta al sector del transporte de mercancías, que actualmente está sujeto a menos controles que la aviación de pasajeros.

El riesgo es real, según May, que aseguró el lunes que si el paquete hallado el viernes en el aeropuerto de East hubiera explotado "hubiera podido derribar" la aeronave que lo transportaba.

DISPLAY CONNECTORS, SL.