Público
Público

Reino Unido estudia prohibir las marcas en paquetes de tabaco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno británico lanzó el lunes un plan para reducir a la mitad el número de fumadores en el país a finales de la década y señaló que estudiará eliminar el nombre de la marca en los paquetes de cigarrillos y prohibir su venta en máquinas expendedoras.

Actualmente, el 21 por ciento de la población fuma y el plan oficial es reducir esa cifra al 10 por ciento para 2020, haciendo hincapié en los jóvenes.

"Hemos llegado muy lejos y ahora iremos aún más, para seguir avanzando y salvar más vidas", dijo el secretario de Salud, Andy Burnham.

"Un día, en un futuro no muy lejano, miraremos hacia atrás y nos costará recordar por qué alguien alguna vez fumó", señaló.

El número de fumadores ha disminuido un 25 por ciento en la última década como resultado de varias políticas. Por ejemplo, el Gobierno ordenó prohibir la publicidad de cigarrillos, exigió colocar imágenes escabrosas de los efectos del tabaco en los paquetes y elevar la edad de venta a 18 años.

En 2007, el Gobierno introdujo una restricción al consumo de tabaco en casi todos los espacios públicos y lugares de trabajo cerrados. El año pasado, 337.000 personas dejaron de fumar.

Pero a pesar de la caída del consumo de cigarrillos, el número de muertes atribuidas al tabaco es 80.000 al año, lo que cuesta al Servicio Nacional de Salud (NHS en sus siglas en inglés) unas 2.700 millones de libras anuales (unos 3.100 millones de euros).

Siete de cada 10 fumadores quieren dejarlo, según el Gobierno británico, y dentro de la nueva campaña se revisarán las restricciones a los cigarrillos para evaluar si deben ampliarse a las entradas de los edificios.

El NHS ofrecerá estrategias personalizadas para dejar de fumar y el Gobierno lanzará una campaña contra los cigarros ilícitos de bajo coste.

También se estudiará la eliminación del nombre de la marca de los paquetes de cigarrillos y la prohibición de venta de tabaco en máquinas expendedoras como parte del proyecto para reducir el consumo entre los jóvenes.

"Ahora que hemos prohibido la publicidad y pronto veremos el final de las atractivas exhibiciones en las tiendas, el único método de promoción del tabaco que nos queda es el paquete", dijo Burnham.

La Asociación de Productores de Tabaco dio la bienvenida a la campaña para eliminar el comercio ilícito, pero criticó otras propuestas.

"La estrategia dictatorial del Gobierno para controlar el tabaco difícilmente podrá cambiar el estilo de vida de los consumidores", dijo su consejero delegado, Christopher Ogden.

La responsable de Ciencia y Ética de la Asociación Médica de Reino Unido, Vivienne Nathanson, elogió el plan y sostuvo que "salvará vidas y protegerá la salud".

El tabaco es una de las principales causas de muertes prevenibles en el mundo y provoca 5 millones de fallecimientos anuales.

En los últimos años, el porcentaje de consumo de tabaco ha caído en Reino Unido y otros países europeos, una reducción que se reflejó en la cifra de muertes por cáncer de pulmón, sobre todo entre los hombres.