Público
Público

El Reino Unido y Francia firman nuevos tratados de cooperación en la Defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, firmarán este martes en Londres una serie de tratados de defensa para reforzar la cooperación militar entre los dos países, según adelantó hoy el Gobierno británico.

De acuerdo con Downing Street -residencia y despacho oficial del primer ministro-, los tratados comprometerán a las Fuerzas Armadas británica y francesa a colaborar y compartir efectivos durante las próximas décadas.

Los acuerdos se firmarán en el contexto de la XXXI cumbre franco-británica, a la que Sarkozy asistirá acompañado de cuatro ministros: de Exteriores, Bernard Kouchner; Economía, Industria y Empleo, Christine Lagarde; Defensa, Hervé Morin, e Inmigración, Integración, Identidad Nacional y Desarrollo Solidario, Eric Besson.

El acuerdo entre ambos países incluirá, según el documento difundido por Downing Street, la coordinación de portaaviones y la creación de la Fuerza Expedicionaria Combinada Conjunta, que entrenará a soldados británicos y franceses para actuar en operaciones comunes.

También se habilitarán nuevas instalaciones para pruebas nucleares en el Establecimiento de Armas atómicas de Aldermaston, en Inglaterra, y un centro homólogo en la localidad francesa de Valduc, al tiempo que se intercambiará información y conocimientos.

Según un portavoz de Downing Street, este acuerdo bilateral de defensa responde a un "análisis práctico" del interés nacional del Reino Unido, en un contexto de crisis en el que ambos países deben reducir su gasto presupuestario.

"Esta cumbre marca una profundización de la relación bilateral entre el Reino Unido y Francia, afirmó el portavoz, quien añadió que "la nuestra es ahora una relación estratégica para abordar los mayores retos a los que se enfrentan nuestros dos países".

El acuerdo contempla la colaboración en cuanto a entrenamiento del personal, mantenimiento y logística en relación con los nuevos aviones de transporte A4400M que los dos países han comprado, y, por otra parte, los bombarderos franceses podrán reponer gasolina en el aire de aviones cisterna británicos.

A largo plazo, el Reino Unido y Francia trabajarán juntos en programas de comunicación por satélite, seguridad cibernética y el desarrollo de nuevos sistemas de misiles, además de en tecnología submarina y drones aéreos, señala el comunicado.

Los dos países, considerados las principales fuerzas militares en Europa, además de ser potencias nucleares, se han visto arrojados a colaborar por el contexto de crisis económica y la necesidad de reducir sus presupuestos de Defensa.

El Gobierno británico anunció el mes pasado un recorte del 8 por ciento del presupuesto del ministerio de Defensa, lo que conllevará una gran reducción de tropas, además del cierre de bases aéreas y la cancelación de pedidos de aviones y otros efectivos militares.