Público
Público

La reinvención de los concursos

Las cadenas apuestan por formatos cada vez más originales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los concursos de televisión están en plena forma y más vivos que nunca. Basta con echar un ojo a los que ya están en antena (Saber y ganar, Cifras y letras, Pasapalabra, La ruleta de la suerte, Atrapa un millón, ¡Allá tú!, Tienes un minuto, Involución, Palabra por palabra) y a los que están por llegar. Hace dos días, Antena 3 anunció que el actor Arturo Valls regresará a esta cadena como presentador de ¡Ahora caigo!, un concurso que ya se emite en Israel y EEUU y que mezcla las preguntas con el azar.

También Cuatro está a punto de estrenar dos concursos: Uno para ganar y ¡Mójate! El primero ofrece un premio de 500.000 euros. En él, los participantes deberán superar un máximo de 20 pruebas que son aparentemente sencillas, y en las que intervienen objetos cotidianos. Mientras, en ¡Mójate!, los participantes deberán mostrar sus habilidades en una pista de baile situada sobre una piscina. Los peores caerán al agua y serán eliminados. Los dos finalistas bailarán de manera simultánea un mismo tema.

El género explora nuevos caminos con puestas en escena revolucionarias

Estos tres nuevos concursos son sólo tres ejemplos de la renovación de un género que vuelve a estar de moda. Televisiones de todo el mundo emiten concursos cada vez más alejados del clásico modelo pregunta-respuesta.

El género explora nuevos caminos y planteamientos que incluyen puestas en escena revolucionarias, el traslado del juego fuera de los platós y la participación simultánea de varios jugadores a través de plataformas multimedia.

Las televisiones emiten programas alejados del modelo pregunta-respuesta

En la última edición del congreso MIPFormats, celebrado en Cannes (Francia), se expusieron algunos de los títulos y proyectos algunos todavía pilotos más novedosos del momento. Uno de ellos es Big Family Game Night, en el que compiten dos equipos formados por familias. Originario de EEUU, el concurso ha llegado a China y está inspirado en tradicionales juegos de mesa como Scrabble y Connect 4.

Canadá ofrece una de las propuestas más auténticas, Instant Cash. Sus concursantes son ciudadanos anónimos que son sorprendidos por la pantalla de un cajero automático cuando se disponen a sacar dinero. El cajero propone preguntas de cultura general y desafíos tan extravagantes como pedir a un peatón que se deje afeitar sus piernas. Una cámara integrada en el cajero registra todo lo que ocurre.

De EEUU procede Money Grabbers, en el que un concursante encerrado bajo una cúpula de cristal contesta una serie de preguntas. Después de cada ronda, miles de billetes vuelan bajo el recinto, y el participante debe agarrar el máximo dinero posible. También de EEUU llega Take the Money and Run. Aquí, los participantes deben esconder 100.000 dólares y superar un interrogatorio de 48 horas sin desvelar el secreto. Perfection, una propuesta de la británica ITV, plantea a los concursantes unas afirmaciones verdaderas o falsas. Sólo ganará quien alcance la perfección absoluta en sus respuestas.

El concurso francés The Chance Factor muestra a cuatro parejas de concursantes que compiten en tres rondas de cultura general. La segunda parte del programa ya es puro azar, y cabe la posibilidad de perder todo el dinero acumulado con una mala elección. De este mismo país procede Human Square, un concurso que combina la memoria con la suerte. Los concursantes deben emparejar a 16 mujeres que visten exactamente con los mismos complementos y la misma ropa, y descubrir a otras dos cuya vestimenta no coincide.

Finlandia ofrece Faces, en el que los participantes deben acertar preguntas sobre famosos a partir de sus caras como, por ejemplo, adivinar cómo eran los rostros de las celebridades cuando eran bebés. Arcade Heroes es un concurso holandés basado en juegos electrónicos de los años setenta y ochenta como Space Invaders, Donkey Kong, Pac-Man y Tetris. Los espectadores también pueden participar desde casa a través de una aplicación. Propuestas para todos los gustos que demuestran que el género está en plena forma.

Pese a la innovación y evolución que vive el género, hay concursos que permanecen inalterables al paso del tiempo. Es el caso, por ejemplo, de ‘Saber y ganar' (La 2), que acaba de cumplir 14 años en las sobremesas de TVE. Presentado por Jordi Hurtado, este concurso es el más longevo de la televisión nacional.

El segundo título con más tiempo en antena es ‘Cifras y letras' (televisiones autonómicas). Su presentador, Goyo González, cree que la fácil mecánica y la participación del espectador explican su éxito.

Pero no todos los concursos corren la misma suerte. La semana pasada, TVE canceló la emisión de ‘Gafapastas' sólo tres meses después de su estreno.