Público
Público

La reinvención continua de la telerrealidad

Un certamen internacional muestra los formatos televisivos más originales del momento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Penalidades en alta mar, retos asquerosos, juegos amorosos en la jungla, desapariciones sin avisar a la familia, vacaciones en destinos del tercer mundo, un viaje en autobús para conocer solteros, reconciliaciones familiares en directo... Estos son algunos de los formatos de televisión que, esta temporada, triunfan alrededor del mundo.

La consultora francesa The Wit los ha presentado en la feria audiovisual Mitcom, que se acaba de celebrar recientemente en Cannes (Francia). Entre los programas más novedosos figuran dos de facturación española. Uno de ellos es Involución, el concurso creado por Flipy y que emitió Neox en verano.

El otro programa español seleccionado en el certamen Mitcom, en este caso un reality, se titula Ransom (Rescate) y ha sido ideado por el publicista Risto Mejide. El argumento es el siguiente: un competidor es secuestrado y desaparece durante cuatro días sin avisar a nadie. Con 200.000 euros y una mochila, deberá superar pruebas físicas y de habilidad mental. Cada vez que falle o necesite ayuda, perderá dinero. Las reacciones de su familia y amigos se siguen con una cámara espía.

A nivel internacional, el certamen celebrado en Cannes constata la evolución de un género, la telerrealidad, que explora nuevos filones y no cesa de reinventarse. Basta con echar un ojo a algunos de los programas que triunfan lejos de España para comprobar que hay realities para todos los gustos. Uno de ellos es Love in the wild, un formato de EEUU en el que diez hombres y mujeres solteros viven en una selva. Allí deberán emparejarse para superar una serie de retos. Después de cada aventura, la pareja ganadora compartirá una noche en un bungalow. Cada uno decidirá si le atrae o no su compañero o compañera, y los aspirantes que no despierten su interés serán eliminados.

De Australia llega Back to Where You Came From. Seis ciudadanos con diferentes puntos de vista sobre la inmigración comparten un viaje de 25 días con un grupo de inmigrantes que quiere llegar a Australia. La travesía no será fácil, pues no dispondrán de dinero ni de pasaporte. Una de las propuestas más bizarras procede de Holanda. En The pain game (El juego del dolor), el concursante que falla una pregunta debe someterse a un castigo sucio o doloroso, como jugar al balón con un cactus, descorchar una botella de champán en sus genitales o lamer las axilas de un vagabundo.

El reality noruego Babes on the bus muestra a 20 mujeres solteras que recorren el país en autobús para conocer a solteros con los que iniciar una historia de amor. Otro viaje, pero esta vez a un destino del Tercer Mundo, es el que propone Slumdog Holiday. Mientras, en Family Meeting, varios familiares que no se pueden ni ver intentarán resolver sus diferencias en directo en busca de una posible reconciliación.

Resulta también curiosa la propuesta de Crunch, un programa indio en el que 20 concursantes deberán sobrevivir en unas habitaciones cuyas paredes se van estrechando. Y en Fristet, la moral y la ética de los participantes, que conviven en una casa, es la base del concurso.