Público
Público

Relacionados tres rasgos genéticos con el cáncer de testículo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de científicos británicos ha identificado tres nuevos factores de riesgo genético para el cáncer de testículos, la forma más común de cáncer entre los hombres jóvenes y señaló que sus resultados pueden ayudar a mejorar los tratamientos y el diagnóstico.

Un equipo dirigido por el Instituto de Investigación del Cáncer (ICR en sus siglas en inglés) analizó los mapas genéticos de unos 6.000 hombres, algunos de los cuales tenían cáncer de testículos y detectó que tres variantes genéticas eran significativamente más comunes en los pacientes con cáncer.

"Los genes ubicados en estas (tres) regiones nos dan claves de los mecanismos por los cuales se desarrolla el cáncer testicular", dijo Nazneen Rahman, profesora del ICR que trabajó en el estudio. "Con el tiempo, esto nos permitirá desarrollar nuevas opciones de tratamiento", agregó.

El equipo confirmó sus resultados analizando a otros 670 pacientes con cáncer y a 3.500 hombres sin él.

Los hallazgos, publicados en la revista Nature, elevan el número de aspectos genéticos asociados con el riesgo de cáncer testicular a seis, después de que estudios previos identificaron otros tres.

"Este estudio representa un nuevo e importante progreso en la identificación de los hombres que están en un mayor riesgo genético de cáncer de testículos", dijo Clare Turnbull, la líder del estudio.

"Encontrar a los hombres con más riesgo nos permitiría lograr un diagnóstico rápido o la prevención de la enfermedad", añadió.

El cáncer de testículos es el tipo más común de la enfermedad en hombres de entre 15 y 45 años. Está considerado como uno de los más tratables porque generalmente responde bien a la quimioterapia, pero los supervivientes a menudo tienen problemas de fertilidad después del tratamiento.

La enfermedad tiene un fuerte componente genético y los hombres que tienen un hermano afectado por esta variedad de cáncer tienen un riesgo de ocho a 10 veces mayor de desarrollar la enfermedad que los hombres sin antecedentes familiares.

Los tres genes identificados por el equipo británico se llaman TERT, ATF7IP y DMRT1.

Turnbull y su equipo explicaron que el TERT y el ATF7IP son importantes para mantener el largo correcto de los extremos de los cromosomas, denominados telómeros.

Los telómeros acortados son un rasgo conocido de varios tipos de cáncer y las variaciones en el gen TERT ya han sido asociadas con otras variedades de la enfermedad, como las de pulmón, vejiga, de cérvix, páncreas, piel y próstata.

El tercer gen detectado en el estudio, DMRT1, juega un papel importante en la determinación del sexo y está implicado en el desarrollo del cáncer de testículos en ratones.