Público
Público

El relevo de Oliart, nueva vacante pendiente de cubrir por el Parlamento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sustitución de Alberto Oliart al frente de la Corporación RTVE se suma a las vacantes que están pendientes de cubrir por el Parlamento en una serie de órganos e instituciones como el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o el propio Consejo de Administración de Radiotelevisión.

La elección del máximo responsable de RTVE debe contar con el respaldo de, al menos, dos tercios del pleno de la Cámara Baja, por lo que, para ello, ha de lograrse un acuerdo entre PSOE y PP.

La ausencia de consenso entre estos dos partidos es lo que ha hecho imposible hasta ahora la renovación de otros órganos que exigen también una mayoría cualificada en el Parlamento y, en consecuencia, es imprescindible el aval de socialistas y populares.

Es el caso del Tribunal Constitucional, pese a que el presidente del Congreso, José Bono, había dado un plazo hasta el pasado 30 de junio instando a PSOE y PP a que designaran a los nuevos miembros de esa institución.

No ha sido posible y la renovación de este Tribunal ha quedado pospuesta finalmente para septiembre.

Hace ahora un año que expiró también el mandato de Enrique Múgica como Defensor del Pueblo, y desde entonces ocupa el cargo de manera interina su adjunta, María Luisa Cava de Llano, ante la falta de acuerdo del PSOE y PP para pactar a su sucesor.

En mayo, el propio portavoz del grupo socialista, José Antonio Alonso, aventuró que veía posible un pacto con el PP para consensuar el candidato, algo que, dijo, estaba en el "máximo ámbito de decisión", pero desde entonces nada nuevo ha trascendido.

El ministro de Fomento, José Blanco, había respaldado públicamente la candidatura del exembajador ante el Vaticano y ex alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, para Defensor del Pueblo.

El candidato debe ser propuesto por la comisión mixta Congreso-Senado para las relaciones con esta institución, y, luego, ha de lograr la ratificación del pleno del Congreso, por una mayoría reforzada de tres quintos, y después del Senado, por igual proporción.

El Tribunal de Cuentas es otro órgano pendiente de renovación, ya que el mandato de sus doce consejeros venció en noviembre pasado, aunque actualmente son once sus componentes porque uno de ellos, Antonio de la Rosa, falleció en 2007 sin que fuera relevado.

Al igual que ocurre con el Tribunal Constitucional, sus miembros deben ser elegidos por el Congreso y el Senado, y el hecho de que igualmente se precise mayoría cualificada obliga necesariamente a las dos partidos mayoritarios a consensuar su composición.

En cuanto al Consejo de Administración de la corporación RTVE, los socialistas y los populares deben ponerse de acuerdo para renovar seis de los doce consejeros que integran este organismo.

Hace más de un año que deberían haberse relevado esos seis puestos, que precisan mayoría parlamentaria de dos tercios para salir adelante.

Los seis que deberían haberse renovado se eligieron por sorteo, ya que este es el primer mandato de la corporación al amparo de la nueva ley que regula su situación.