Público
Público

La remodelación pendiente

Son muchos los que piensan que Aguirre debería acometer cambios en su equipo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Entre los conservadores madrileños, se extiende la idea de que sería conveniente que Esperanza Aguirre emprendiera una remodelación de su Ejecutivo regional.

Escándalos como Gürtel, Fundescam o los espías desgastan al Gobierno regional

Algunos dirigentes del PP piensan que la trama de espionaje y corrupción destapada en los últimos meses ha dejado 'muy quemados' a algunos de sus consejeros. Para otros, simplemente, sería cuestión de 'contagiar ilusión', teniendo en cuenta que la próxima convocatoria electoral no será hasta 2011 y que sufren 'el desgaste propio del que ya acumula unos cuantos años de Gobierno'.

En los mentideros políticos, se dijo que Aguirre acometería cambios justo después de las europeas. Los rumores ahora aplazan la reestructuración hasta después del verano. Fuentes de la Comunidad de Madrid señalan, con sorna, que 'así está claro que algún momento acertarán', pero que la presidenta no se plantea la remodelación.

Son muchos en el PP de Madrid los que piensan que su jefa debería prescindir de Francisco Granados o Ignacio González, sus hombres fuertes y también las personas que se han visto envueltas en la mayoría de los escándalos de estos últimos meses. Pero comprueban cómo, lejos de echarlos, se les refuerza en su posición. Piensan que González es 'intocable' y que, cada vez que se habla de la salida de Granados, este siempre da muestras de su fortaleza.

El PP teme el avance en Madrid de UPyD, que ya les robó voto en las europeas

Algunos dirigentes creen que se impone reciclar la imagen del partido porque, desde el Congreso de Valencia, son como la 'oveja negra' de la familia. Y añaden que las muescas negativas que se han ido grabando en la memoria colectiva desde entonces, no les favorecen nada.

La más importante, la del caso Gürtel. No hay que olvidar que estalló en Madrid y se llevó por delante a varios altos cargos. Aguirre hizo limpieza de alcaldes y también cortó cabezas dentro de su propio equipo al cesar a un consejero pero no hay que olvidar que hay tres dirigentes imputados que siguen manteniendo sus actas en la Asamblea de Madrid.

Aguirre también tiene que afrontar la situación de Fundescam, una fundación que recibió donaciones de cientos de miles de euros de destacados empresarios. Parte de ese dinero, tal y como desveló Público, sirvió para financiar las campañas autonómicas del PP de Madrid.

Además, en su formación preocupa y mucho el ascenso de UPyD. El partido de Rosa Díez se convirtió en las elecciones europeas en la tercera fuerza política de la Comunidad madrileña y les robó votos en algunos de sus distritos claves. Muchos estiman que se debe hacer lo posible por frenar esa sangría antes de que les pase factura en 2011.

Voces dentro del partido recuerdan también que a todo ello se suma la 'guerra siempre abierta' entre Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y cierta 'desmotivación' que en época de crisis, sin ningún proyecto estrella que poner en marcha, debe ser rápidamente subsanada.