Público
Público

La reparación de la "máquina del Big Bang" costará 22 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reparación del enorme colisionador de partículas construido para simular las condiciones del "Big Bang" costaría hasta 35 millones de francos suizos (22 millones de euros), según dijo el viernes la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en inglés).

El portavoz del CERN, James Gillies, anunció un retraso más en la reanudación de su puesta en marcha hasta el próximo verano,detalló que las reparaciones ascenderán a 15 millones de francos suizos, a los que se sumaran otros 10 ó 20 millones debidos a las piezas.

La construcción de la máquina, la obra de ingeniería más grande y más compleja jamás construida, ya tuvo un coste de 10.000 millones de francos suizos, que fueron aportados por los 20 países europeos que forman el CERN y por otros estados como Estados Unidos y Rusia.

"No vamos a ir a pedir más dinero a los miembros, vamos asumir esto con el presupuesto del CERN", afirmó Gillies.

El colisionador fue diseñado para recrear las condiciones físicas que se produjeron justo después del Big Bang, que según la mayoría de los científicos constituye el origen del universo y tuvo lugar hace 13.700 millones de años.

El experimento, que comenzó el 10 de septiembre, consiste en colisionar partículas subatómicas a una velocidad cercana a la de la luz en un túnel circular de 27 km de largo, ubicado bajo tierra en la frontera de Francia y Suiza.

Gillies dijo que el fallo paralizó las actividades, producido nueve días después del comienzo del experimento, se produjo por una fuga de helio que causó un considerable daño mecánico al acelerador.

Las reparaciones requerirán que 53 de los 57 imanes del túnel sean reinstalados, ya que 28 ya han perdido su posición original.

Gillies indicó que esta tarea se extendería hasta finales de marzo y que en junio la máquina podría ser probada para retomar las colisiones.

"No tenemos una fecha precisa para ello todavía", dijo el portavoz del CERN. En un principio el organismo había afirmado que la máquina sería puesta en funcionamiento en primavera.