Público
Público

La repatriación de refugiados cae a su nivel más bajo en 20 años, revela la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La repatriación voluntaria de refugiados ha caído a su nivel más bajo en veinte años a causa principalmente de la persistencia de conflictos armados en sus países de origen, reveló hoy la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La cifra de repatriados bajó a 251.000 refugiados en 2009, frente a una media anual de un millón que se venía registrando en los años anteriores, declaró hoy el director de la División de Protección Internacional del organismo, Volker Turk.

Al presentar el informe anual sobre las tendencias mundiales en este ámbito, Turk explicó que los conflictos que se perpetúan en varios países impiden que aquellos que han huido de ellos puedan regresar en condiciones de seguridad y dignidad.

Así, el número de víctimas de conflictos y persecución -entre refugiados en otros países, desplazados internos, solicitantes de asilo y apátridas- se elevaba a 43,3 millones a finales de 2009, el más alto desde mediados de los noventa.

De los 15 millones de personas en el mundo reconocidas con el estatus de refugiados, unas 10,4 están bajo el mandato del ACNUR con dos nacionalidades prevalentes: iraquíes y afganos.

"Uno de cada cuatro refugiados en el mundo procede de Afganistán (2,9 millones) y están localizados en 71 países de asilo, mientras que los iraquíes constituyen el segundo grupo, con 1,8 millones que han buscado protección y refugio sobre todo en países vecinos", señala el informe de hoy.

Mientras la cifra de refugiados se mantuvo más o menos estable, fue la de desplazados dentro de su propio país la que aumentó en más de un millón, pasando de 26 a 27,1 millones en total, con los principales focos ubicados en Somalia, Pakistán y la República Democrática del Congo.

De otra parte, el informe subraya que los países en desarrollo albergan a la gran mayoría (80 por ciento) de refugiados, desmintiendo una vez más "la noción de que están inundando a las naciones industrializadas".

En cuanto a los refugiados, Turk sostuvo que la evidencia muestra que la mayor parte permanece en su región de origen.

El experto también analizó la situación de los apátridas (sin nacionalidad) y aunque precisó que las estadísticas oficiales recogen a 6,6 millones de personas en esta situación, su organismo calcula que en realidad son 12 millones.

Señaló que dentro de este dramático panorama se ha registrado una evolución positiva en relación al número de refugiados que en 2009 pudieron asentarse permanentemente y reiniciar sus vidas en terceros países que aceptaron acogerles.

En los últimos seis años, la cifra de personas aceptadas para su reasentamiento se duplicó hasta representar 112.400 casos el año pasado, de los que EEUU aceptó a 80.000, mientras que Canadá lo hizo con 12.500, Australia con 11.100 y Alemania con 2.900, según el informe.

Los grupos más beneficiados fueron de birmanos, iraquíes, butaneses, somalís, eritreos y congoleses.

En total, 21 países participan en el programa de reasentamiento del ACNUR, "el número más alto hasta la fecha", precisó Turk.

Finalmente, el número de solicitantes de asilo alcanzó casi un millón y fue Sudáfrica el país que recibió más solicitantes (222.000), convirtiéndose en el mayor destino de asilo en el mundo.