Público
Público

Repsol acepta las nuevas reglas del juego en Ecuador

Petrobras deja el país, que se quedará el 85% de la renta del crudo, frente al 65% actual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Repsol YPF aceptó ayer in extremis y tras una tensa negociación las nuevas condiciones para quedarse en Ecuador, según fuentes gubernamentales consultadas por Reuters. Al cierre de esta edición, la brasileña Petrobras todavía no había anunciado oficialmente su decisión, aunque todo apuntaba a su salida del país. Tras la visita de la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, a primeros de mes, todo indicaba que las negociaciones iban a desembocar en un acuerdo que, sin embargo, se dilató hasta el último momento.

Las siete petroleras extranjeras instaladas en Ecuador tenían hasta anoche para aceptar las nuevas reglas del juego impuestas por Correa. El socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) quiere cambiar los actuales contratos de participación por unos de prestación de servicios, para recibir casi la totalidad de la producción del crudo a cambio de una tarifa por operar los yacimientos. La tarifa media por barril pasará así de los 40 dólares actuales a 30 dólares. Repsol no detalló los términos del acuerdo.

Ecuador, que a cierre de 2009 suponía el 4,8% de la producción y el 0,5% de las reservas probadas de la primera petrolera española, espera quedarse con el 85% de la renta procedente del crudo, frente al 65% actual. El país quiere que las firmas inviertan unos 1.200 millones de dólares en cinco años.

Antes de la renegociación de contratos, estaba prevista una inversión de 660 millones de dólares en cinco años. Hasta ahora, cinco empresas han aceptado los nuevos contratos, además de Repsol: la italiana Agip, la chilena Sipec, las chinas PetroOriental y Andes Petroleum y la coreana Canadá Grande. Respecto a las que se van, Correa fue tajante: 'Si nos ponen demanda, el país se defenderá'. El presidente pidió un 'acuerdo amistoso'. 'Si no, sabremos defender al país', dijo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.