Público
Público

Repsol desafía a Sacyr y se aferra a su Plan Estratégico

La petrolera rechaza cambiar su política por las "dificultades" de su accionista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A punto de descolgarse el sambenito de 'petrolera sin petróleo' (lleva 18 descubrimientos en dos años), Repsol rechaza aflojar sus inversiones o acelerar la venta de activos para sostener el dividendo, como le pide su primer accionista, la constructora Sacyr, con un 20% del capital. El presidente de la petrolera, Antonio Brufau, se niega a vender activos 'por razones externas'.

El pasado fin de semana, Brufau desgranó en Río de Janeiro su apuesta por Brasil, país que, a partir de 2012, tendrá al grupo 'hasta el cuello' en materia de inversiones: al menos, 8.000 millones hasta 2020 para desarrollar los 21 bloques exploratorios en los que participa. Para captar recursos, Repsol baraja sacar a bolsa su negocio brasileño.

Brufau mandó varios recados a Sacyr. Dijo 'lamentar' ciertos 'rumores y ruidos', instó a ver las cosas 'con la perspectiva del tiempo' y pidió 'un pequeño sacrificio' a 'todo el mundo' para asegurar el futuro de Repsol. Esta, dijo, 'tiene que cumplir su plan estratégico', su 'biblia', aprobada a comienzos de 2008 'por unanimidad' de todos los consejeros (Sacyr tiene tres), que 'nunca lo han puesto en duda'. Sí reconoció que, si la crisis persiste, la previsión de casi triplicar el beneficio entre 2008 y 2012 no se cumplirá, y recordó que la empresa ha revisado objetivos: ha pospuesto la inversión de 850 millones en una planta petroquímica en Portugal y, desde enero, ha recortado más de 600 millones en gastos.

'No se puede variar día a día en función de las circunstancias actuales o de las dificultades de unos u otros', dijo, en clara referencia a Sacyr. La constructora que preside Luis del Rivero sufrió el año pasado una situación límite de asfixia financiera, por su elevada deuda, que hoy ha mitigado sólo ligeramente.

'Nosotros no tenemos un problema financiero', remachó Brufau. Respecto al dividendo que Sacyr reclama que se mantenga, el directivo instó al consejo de administración de Repsol a 'reflexionar' cuando trate el asunto (previsiblemente, en diciembre),vista la caída del beneficio.