Público
Público

Repsol mantiene las ganancias hasta junio pese a la guerra en Libia y los paros en Argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petrolera española Repsol ganó 1.344 millones de euros en el primer semestre del año, un 0,4 % más que en el mismo periodo de 2010, afectada por la caída de la producción por el conflicto en Libia y las huelgas en Argentina.

Pese a estos descensos, la mejora de los precios del crudo, la recuperación del negocio químico y los resultados del área de Gas Natural Licuado (GNL) han permitido a la petrolera mantener el beneficio.

Repsol cerró la primera mitad del año con una caída de la producción de hidrocarburos del 10,1 % por "factores circunstanciales": los paros en Libia, la menor producción, por mantenimiento, en Trinidad y Tobago, y la moratoria en el golfo de México. Junto a esto, afectaron las huelgas en Argentina.

El resultado de explotación se redujo un 9,4 %, hasta los 2.722 millones de euros.

En la conferencia de analistas, el director general financiero de Repsol, Miguel Martínez, señaló que la parada de producción en Libia, uno de los crudos que mayor rentabilidad dan a la petrolera, ha tenido un impacto bruto de 250 millones de euros y neto de 110 millones, mientras que las huelgas en Argentina han afectado en 214 millones de euros.

Sobre la situación en Libia, Martínez señaló que la incertidumbre se mantiene pero que las instalaciones de la empresa no están dañadas y que tienen los equipos listos para reiniciar la producción cuando la zona se estabilice. Repsol sacó a sus trabajadores de Libia a finales de febrero.

Martínez avanzó que los conflictos laborales en las refinerías de Argentina han concluido y que no esperan más en el resto del año.

Pese a estas circunstancias, los mayores precios del crudo y el gas permitieron que el resultado de explotación del área de Upstream (exploración y producción) aumentara un 10,3 %, hasta los 806 millones de euros.

Por el contrario bajó el resultado de explotación del área de Downstream (Refino, Marketing, GLP, Química y otros) un 18,5 %, hasta los 756 millones, afectado por el negocio de butano y los menores márgenes de refino.

El área de Gas Natural Licuado (GNL) volvió a multiplicar sus resultados, desde 11 a 168 millones, gracias a la entrada en funcionamiento de la factoría de Perú.

En cuanto a su filial argentina YPF, el resultado de explotación cayó un 27,7 %, hasta los 601 millones de euros, por las huelgas y la inflación.

Repsol señala que, tras las desinversiones en YPF y el ejercicio por parte del grupo Petersen de su opción de compra, mantiene una participación del 57,4 % que podría reducirse, a través de otra opción de compra que mantienen inversores, en un 1,6 % más hasta el 55,8%, "un nivel adecuado".

Martínez apuntó ante los analistas que están cómodos en ese porcentaje, que no se plantean más ventas de YPF a corto plazo ya que su intención es mantener una participación mayoritaria.

Su otra participada, Gas Natural, logró un resultado de explotación de 512 millones de euros, un 7,1 % menos, por las desinversiones realizadas.

El directivo de la petrolera explicó a los analistas que se han comprado 10 millones de acciones de Gas Natural para que su participación del 30 % no baje ante la ampliación de capital para dar entrada a la argelina Sonatrach.

La cúpula directiva de Repsol cobró en la primera mitad del año 10,4 millones de euros, el doble que hace un año, por una retribución adicional a cargo de los resultados de 2010, cuando la empresa triplicó sus beneficios, que han percibido este semestre.

Sobre las inversiones, Martínez apuntó que este año terminará con unos 6.000 millones, ligeramente por debajo de los 6.400 millones previstos inicialmente.

Uno de las principales inversiones del grupo, la refinería de Cartagena (Murcia, sureste español) que ha requerido 3.200 millones, entrará en funcionamiento en octubre y mejorará los márgenes de la petrolera.

También entre los proyectos de la segunda mitad del año, prevén comenzar las perforaciones en aguas de Cuba en noviembre.

Repsol cerró el semestre con una deuda financiera neta, excluyendo Gas Natural Fenosa, de 1.999 millones de euros. Las acciones de la petrolera subieron hoy un 1,92 % hasta los 22,08 euros.