Público
Público

Repsol mantiene sus proyectos de GNL pese a la crisis de crédito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Martin Roberts

Los proyectos de Gas Natural Licuado (GNL) de Repsol en Canadá y Perú seguirán adelante a pesar de la crisis crediticia, dijo el miércoles el director ejecutivo de la petrolera, Enrique Locutura.

"Canadá y Perú se aprobaron ya hace años, cuando todavía la crisis del crédito no había comenzado. Por lo tanto, los proyectos están en una fase muy avanzada" dijo Locutura en una entrevista en el marco del congreso de gas natural licuado CWC World LNG Summit en Barcelona.

"Si no hubiéramos conseguido crédito, lo hubiéramos tenido que hacer con recursos propios y a lo mejor lo hubiéramos hecho", dijo.

La terminal de GNL Canaport en Canadá probablemente esté en marcha en el primer trimestre de 2009 y el proyecto de GNL de Perú a mediados de 2010, agregó.

Repsol tiene una participación del 75 por ciento en la planta Canaport en el este de Canadá, cuyo objetivo es suministrar hasta 1.000 millones de pies cúbicos por día de gas a través de un gaseoducto al noreste de Estados Unidos.

El proyecto de Perú pretende suministrar gas natural licuado a una terminal en Manzanillo, México, y a otros mercados de la costa del Pacífico.

Locutura dijo que Repsol tendría que ser más "prudente" debido a la crisis crediticia, pero descartó que la compañía tomara ninguna decisión final sobre inversiones en 2009 o 2010 debido a que los proyectos todavía son preliminares.

Por lo tanto, decidirá hacia finales de 2010 sobre un proyecto en Angola, donde se están evaluando las reservas, y otro de GNL en el Golfo Pérsico, donde Repsol está llevando a cabo trabajo de ingeniería, "si la situación mundial lo permite".

"Es proyecto muy importante", dijo Locutura sobre el proyecto persa de GNL en Irán. "Irán es el segundo país en reservas del mundo".

Locutura dijo que no veía la entrada de Gazprom en Argelia, donde Repsol también está presente, como una amenaza, ya que la petrolera hispano-argentina tiene actividad "downstream" así como "upstream".

"También es una oportunidad para poder comprar (gas) a Gazprom, allí donde esté. Es un proveedor muy importante y fiable", dijo. "Pero son plazos muy largos".

El directivo dijo que hay más oportunidades para la venta de GNL en Sudamérica, particularmente en Brasil, Chile y Argentina, para proveer electricidad en vano cuando las reservas hidrológicas están bajas.

Una terminal de regasificación que Repsol ayudó a construir en Bahia Blanca, Argentina, ha recibido ocho buques en el invierno del hemisferio Sur, el primer invierno en el que está operativa.

Petrobras está construyendo dos terminales de regasificación en Brasil.

Repsol, junto con su socio español Gas Natural, quiere impulsar sus ventas anuales de GNL a 35 bcm en 2012 desde los 17 bcm actuales.