Público
Público

Repsol pide a los empresarios que no apremien a Rajoy por el rescate

El presidente de la petrolera española, Antoni Brufau, dice que "España tiene un presidente del Gobierno sensato" y que "tenemos que dejar que decida"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, se ha desmarcado del resto de empresarios que en las últimas semanas han urgido al Gobierno para que pida ya el rescate a la Unión Europea. Más aún, Brufau ha aconsejado a los presidentes de las empresas españolas que hagan su trabajo y que no opinen 'unos de otros'. Según el presidente de la multinacional petrolera española,  el Gobierno es el único que tiene que decidir cuándo quiere pedir un posible rescate, por lo que ha recomendado que no se le apremie.

'En tiempos de crisis todos opinamos de los demás y nos preocupamos poco de lo nuestro. Todo el mundo opina sobre el rescate, sobre el plan de ayuda, sobre si unos lo hacen bien o mal, y lo que hay que hacer es mirarse de puertas adentro y hacerlo bien en casa', ha resaltado Brufau. Durante su intervención en el Ciclo del Notariado sobre el Crecimiento Económico y Seguridad Jurídica, ha insistido en que si España tiene un presidente del Gobierno 'sensato' y un ministro de Economía 'cualificado y profesional' como Luis de Guindos, 'tenemos que dejarles a ellos que decidan' sobre la petición de un eventual rescate.

En este sentido, ha subrayado que se debe dejar a los políticos 'que hagan su trabajo' teniendo en cuenta que si lo hacen mal habrá nuevas elecciones y ha subrayado que mientras esté el Ejecutivo se le debe apoyar. 'Tenemos que dejar a la gente hacer su trabajo y que los presidentes de las compañías hagan también su trabajo y no opinar unos de otros, que parece que no tengamos mucho trabajo que hacer', ha asegurado. Asimismo, Brufau ha reconocido que no se siente capacitado para creer que tiene más información que el Gobierno y que el ministro de Economía para saber cuándo se tiene que pedir o no el rescate. 'Me parecería una temeridad dar un consejo al Gobierno cuando no sé las condiciones (del rescate). Para eso tenemos un ministro de Economía, que lo decida él o el presidente', ha añadido.

En las últimas semanas han sido varios los empresarios que han solicitado al Gobierno que pida cuanto antes ayuda financiera a la Unión Europea (UE); especialmente, responsables de la banca, pues son las entidades financieras las que, en primera instancia, están sufriendo más los problemas de acceso a los mercados por las tensiones de la deuda española.

Es el caso del presidente de BBVA, Francisco González, quien ha abogado por que, siempre que sea posible, España pida 'cuanto antes mejor' ayuda a través de una línea preventiva de crédito o financiación. Además, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha pedido al Gobierno español que solicite la ayuda financiera a Bruselas 'cuanto antes' para que los bancos se puedan financiar a precios más baratos y reactivar así el crédito y la economía. Precisamente este martes, el presidente ejecutivo de NCG Banco, José María Castellano, ha aprovechado para sugerir al Ejecutivo que despeje 'cuanto antes' las incertidumbres acerca de si al final demandará ayuda europea.'La probabilidad de que no se pida es muy baja', ha indicado Castellano.

Repsol presentará su reclamación contra Argentina en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial 'con la máxima celeridad' a partir del próximo 10 de noviembre, fecha en que se cumplen los seis meses desde que la petrolera declaró la existencia de su controversia con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tras la expropiación de YPF. 'Ese día termina el plazo para negociar, cosa que se ha querido hacer reiteradamente y el Gobierno argentino no ha querido, y empieza el periodo para iniciar el proceso en el Ciadi. Lo haremos cuando tengamos que hacerlo y sea oportuno, y cuando veamos que nos protegen todas las instancias. Evidentemente, lo vamos a hacer con la máxima celeridad', afirmó el presidente de Repsol, Antonio Brufau, en su participación en un almuerzo-debate del ciclo del Notariado sobre seguridad jurídica de las inversiones españolas en el exterior.

Aún así, Brufau insistió en que Repsol siempre ha estado abierta a la negociación con el Gobierno argentino, antes y después de la expropiación de YPF, y nunca ha tenido respuesta por el Ejecutivo de Fernández de Kirchner. 'Después de la confiscación estamos abiertos a sentarnos a negociar. No vamos a renunciar lógicamente a nuestros derechos, pero si estamos dispuestos a sentarnos a negociar', dijo. Repsol presentaría así una demanda contra Argentina en el Ciadi del Banco Mundial, reclamando una compensación por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, de la que la española era el primer accionista con el 57% hasta que el Gobierno argentino anunció su decisión. Repsol ya avanzó que presentaría una reclamación por unos 10.000 millones de dólares (unos 8.500 millones de euros) por la expropiación.