Público
Público

Repsol redujo su beneficio en 2012 un 6,1%

La producción media del grupo creció un 11,3%, hasta los  332.000 barriles de petróleo diarios, gracias a la actividad en Bolivia, Libia o Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Repsol alcanzó un beneficio neto de 2.060 millones de euros en 2012, lo que supone un descenso del 6,1% respecto al ejercicio precedente, según ha informado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El descenso en las ganancias responde al efecto de la valoración de los inventarios de hidrocarburos que la compañía almacena como reserva estratégica para el país. Sin contar esta variable, el resultado neto habría aumentado un 5,4% respecto al ejercicio anterior, hasta los 2.048 millones de euros.

La compañía destaca su capacidad para mejorar las ganancias incluso a pesar de la expropiación en mayo del año pasado de YPF y explica que la actividad de exploración y producción (upstream) se ha convertido en su auténtico 'motor de crecimiento'. La producción media del grupo durante el ejercicio se situó en 332.000 barriles de petróleo equivalentes diarios (bpe/día), un un 11,3%, con una tasa de reemplazo de reservas del 204%, ambos valores por encima de los objetivos del plan estratégico, gracias a la actividad en Bolivia, Libia o Estados Unidos.

Repsol completó durante el pasado año la ejecución de cuatro de los diez proyectos clave contemplados en el Plan Estratégico 2012-2016, lo que supone un avance 'significativo' en sus objetivos de incremento de la producción. Durante el año, las inversiones de explotación de esta área ascendieron a 2.423 millones de euros, lo que supone un incremento del 34% con respecto a las del ejercicio anterior. El 60% de esta partida se destinó a actividades de desarrollo.

En cuanto al downstream, el resultado de explotación se situó en 1.013 millones, lo que supone un descenso del 14,3%. La caída de ventas en las estaciones de servicio quedó solo parcialmente compensada por la puesta en funcionamiento de los proyectos de mejora de las refinerías de Cartagena y Bilbao. La entrada en funcionamiento de estas dos instalaciones no solo elevó la producción de refino, sino que también procuró una mejora de los márgenes del 231%, hasta 5,3 dólares por barril. Las inversiones en 'downstream' fueron de 666 millones, ligeramente inferiores a las del ejercicio anterior. Por otro lado, el resultado de explotación del negocio de GNL se situó en 535 millones de euros, lo que supone un incremento del 38%, mientras que el resultado procedente de la consolidación de Gas Natural Fernosa fue de 920 millones, un 3,7% más.

Por otro lado, el consejo de administración de Repsol acordó ayer proponer a la próxima junta general la continuación del programa 'Repsol Dividendo Flexible' y el pago de una retribución a los accionistas, como dividendo complementario del ejercicio, por un importe equivalente a 0,50 euros por acción. La compañía dispone en la actualidad de una liquidez de 9.000 millones, sin incluir Gas Natural Fenosa, y supera en tres veces los vencimientos de su deuda a corto plazo. El anterior dividendo flexible, las desinversiones selectivas y la gestión financiera permitieron reducir la deuda en 2.000 millones durante el año.

Además, el acuerdo cerrado esta semana con Shell para la venta de activos de gas natural licuado (GNL) por valor de 6.653 millones de dólares (5.117 millones de euros) permite a la compañía reducir en más de la mitad su endeudamiento, hasta 2.200 millones.