Público
Público

Repsol YPF invertirá 32.800 millones hasta 2012 para triplicar su beneficio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La petrolera hispano-argentina Repsol YPF acometerá una inversión de 32.800 millones de euros entre 2008-2012, el 65 por ciento en proyectos de sus áreas de negocio básicas ("core bussines"), con los que espera casi triplicar su beneficio neto, que en 2007 fue de 3.188 millones.

La petrolera ha organizado su estrategia en torno a tres grandes áreas: los negocios que forman el núcleo de la actividad de la petrolera (exploración y producción, gas natural licuado (LNG) y refino y mercadotecnia), su filial argentina YPF, como una parte operativa, pero que cuenta con otros accionistas, y Gas Natural, que tendrá la consideración de empresa participada no estratégica.

Dentro del "core bussines", Repsol YPF ha identificado diez proyectos concretos, a los que se destinará 14.100 millones de euros, el 43 por ciento de la inversión global.

Los negocios actualmente en marcha contarán con inversiones por valor de 17.500 millones, mientras que otros proyectos de futuro recibirán 1.200 millones.

Con estas inversiones Repsol YPF espera multiplicar por 2,8 su beneficio neto, duplicar su resultado operativo, que en 2007 fue de 5.808 millones, y multiplicar por 1,8 el EBITDA, que el pasado año fue de 8.573 millones.

Durante la presentación del plan ante analistas, el presidente ejecutivo de la compañía, Antonio Brufau, afirmó que los diez proyectos específicos aportarán el 75 por ciento del resultado operativo en 2012.

Repsol YPF ha tomado como referencia para sus previsiones un precio medio del barril de crudo de 55 dólares este año y de 60 dólares en 2012.

La mitad de los diez nuevos proyectos son de "upstream" (exploración y producción): Genghis Khan, en el Golfo de México, Libia, Carioca (Brasil), Regganne (Argelia) y las exploraciones en el bloque 39 en Perú.

En total, estos cinco supondrán una inversión de 2.100 millones, a los que habrá que sumar otros 575 millones anuales que la compañía quiere destinar a la búsqueda de nuevos campos en lugares como Alaska.

El objetivo es elevar la producción en un 5 por ciento entre 2008 y 2012.

En "downstream" (refino y mercadotecnia) los proyectos concretos de Repsol YPF se centran en las ampliaciones de las refinerías de Bilbao (700 millones de inversión), Cartagena (3.200 millones) y la planta portuguesa de Sines (850 millones).

Por último, la actividad de gas natural licuado aporta dos proyectos concretos: Perú LNG y Canaport (Canadá), que recibirán 400 y 300 millones, respectivamente.

El objetivo de Repsol es alcanzar una capacidad de producción de gas licuado de 18 bcm (miles de millones de metros cúbicos), lo que supone multiplicar por 4,4 su producción actual.

Si a estos proyectos específicos sumamos los activos con los que cuenta el grupo actualmente, la inversión para el área de "downstream" asciende a un total de 10.500 millones de euros y la de "upstream" y LNG a 10.300 millones, lo que supone un total de 21.300 millones para el "core bussines".

En cuanto a YPF, a la que acaba de incorporarse como accionista el grupo argentino Petersen, la nueva estrategia de Repsol persigue mejorar su diversificación para reducir el riesgo.

Las inversiones totales en YPF serán de 7.800 millones, 6.000 millones para maximizar su activos actuales, y 1.800 millones para el Plan Adicional de Desarrollo de Activos (PLADA).

Por último, Gas Natural, que en la nueva estructura de negocio tiene la calificación de empresa participada no estratégica, contará con una inversión por parte de Repsol YPF de 3.700 millones de euros.

Según indicó Brufau, Gas Natural está en un sector en movimiento, lo que le aporta un valor añadido para la estrategia del grupo.