Público
Público

La República Checa busca fecha para las elecciones

Se habla de finales de octubre, hecho que retrasaría considerablemente la ratificación o el rechazo al Tratado de Lisboa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Conservadores y socialdemócratas, las dos formaciones mayoritarias de la República Checa, se reunirán para consensuar la fecha de las próximas elecciones legislativas, después de sacar del Gobierno a Mirek Topolanek, el primer ministro checo que ostentaba la presidencia de turno de la Unión Europea, con una moción de censura.

Como ya se temían algunos europarlamentarios, la convocatoria de las elecciones seguida de su correspondiente campaña, provocará un nuevo retraso en la aprobación del Tratado de Lisboa por parte de la República Checa. Hasta ahora, el texto había sido aprobado en el Parlamento, pero tenía que salir adelante en el Senado, asamblea que está controlada por los conservadores, en su mayoría euroescépticos.

Topolanek presentó su dimisión ayer por la tarde al presidente Vaclav Klaus, quien ha comenzado una serie de reuniones con los jefes de las formaciones políticas. 'Las elecciones anticipadas podrían tener lugar el 31 de octubre', dijo Paroubek tras su encuentro con Klaus.

Klaus instó la víspera a ambas formaciones a un entendimiento, del que surgiera una gran pacto de gobierno para afrontar con solidez la presidencia de turno comunitaria y la actual coyuntura económica.

El gobernante Partido Democrático Ciudadano (ODS) aprobó anoche una resolución en la que atribuye al opositor Partido Socialdemócrata (CSSD) 'la responsabilidad por las desestabilización del escenario político local en el momento de la presidencia checa de la UE y en las condiciones de crisis económica'.

Los conservadores insisten también en que el mejor camino es una convocatoria de elecciones anticipadas. 'El 74 por ciento de los checos quieren comicios anticipados convocados rápidamente', se indica en la resolución, si bien los conservadores no precisaron la fecha de la cita electoral.

Klaus se reunió hoy también con Jiri Cunek, el líder de la gubernamental Unión Democristiana (KDU-CSL), que es favorable a adelantar las elecciones pero que otorga prioridad a la exitosa finalización del semestre checo al frente del Consejo Europeo, a ser posible bajo la batuta de Topolanek.