Público
Público

Los republicanos inician su convención sin fanfarria y entre protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

St Paul (EFE), 1 sep (EFE).- Llevan gorros de cowboy, chapas con la bandera de EEUU y cintas con el nombre de John McCain, pero el ambiente entre los delegados republicanos, reunidos desde hoy para nombrar a su candidato, es comedido a causa del ciclón Gustav.

"Este no es un momento para la celebración porque muchas personas han tenido que salir de sus casas", dijo Lou Ann Berman, de 54 años, que pertenece a la delegación de Texas.

El Xcel Energy Center estaba engalanado de arriba a abajo con el rojo, azul y blanco, los colores de la bandera, para una convención bajo el título de "El país primero".

Pero el republicano John McCain decidió que "el país primero" significaba cancelar todos los discursos políticos por hoy y quedarse con los trámites indispensables para establecer la convención.

"Lo que McCain ha hecho es lo apropiado", señaló a EFE el congresista republicano Lincoln Díaz-Balart. "Se va a hacer lo que por reglamento hay que hacer... pero sin fiesta", añadió.

Por su parte, el secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, enfatizó que "lo primero es la seguridad de la gente en la costa del Golfo. Eso es lo que tenemos en la mente ahora".

Muchos de los delegados habían llegado a St Paul especialmente ilusionados por la decisión de McCain de escoger a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, como candidata a la vicepresidencia.

Uno de ellos es Vernon Robinson, un delegado de Carolina del Norte, quien se confesó horrorizado de la posibilidad de que el senador eligiera como compañero de fórmula al ex secretario de Seguridad Nacional Tom Ridge o el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, a quienes definió como "miembros de izquierda" del partido.

Ambos están a favor del aborto, mientras que Palin es una ardiente opositora de cualquier interrupción el embarazo. Hoy confirmó que su hija de 17 años está embarazada y, claro, tendrá el hijo y se casará con el padre.

"Me entusiasma Palin", dijo Robinson. "En un quiosco ahí fuera donde hacen fotos con modelos de cartón las más solicitadas son con el de Palin, especialmente entre los hombres", señaló.

La gobernadora, de 44 años, fue finalista en el concurso Miss Alaska hace 20 años.

La reducción de la agenda de hoy a los actos mínimos es un golpe también para la ciudad de St Paul, que esperaba atraer la atención del país con la retransmisión de los discursos del presidente, George W. Bush, y el vicepresidente, Dick Cheney, en el horario de máxima audiencia.

"Es una decepción", dijo a la prensa Chris Coleman, el alcalde de St Paul.

"Hemos trabajado mucho para prepararlo -explicó-, pero más se ha trabajado en los tres años desde Katrina" para evitar otro desastre como el de 2005, cuando el huracán inundó Nueva Orleans.

Mientras dentro del estadio no se vieron las pancartas típicas con el nombre de McCain, sí las hubo fuera.

"McCain es igual que Bush", leía una de las que portaban miles de manifestantes que marcharon desde la Legislatura Estatal de Minnesota hasta el perímetro que protege el Xcel Energy Center.

Cinco personas fueron arrestadas por prender fuego a un cubo de basura y lanzarlo contra un automóvil de la policía, según las autoridades.

"Lo que quiero es que no se lleven a nuestros hijos a la guerra. Nos están utilizando a los inmigrantes para sus guerras", se quejaba Gloria Barrios, una inmigrante mexicana, cuya hija Blanca, una recluta de la Fuerza Aérea, apareció muerta en su base en Estados Unidos en circunstancias no aclaradas aún.

Contemplaba la manifestación un grupo de personas a favor de la intervención en Irak con un cartel que decía: "Apoya nuestras tropas. Dejadles que ganen la guerra contra el terrorismo".