Público
Público

Rescatados dos espeleólogos del interior de una sima de los Picos de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes de la Guardia Civil han logrado rescatar hoy ilesos aunque con síntomas de agotamiento a dos espeleólogos británicos que habían quedado atrapados en el interior de la sima denominada "Asopladeru La Texa", situada en la cara sur-este del pico "Cabeza Muxa", perteneciente al macizo occidental de los Picos de Europa, en el término municipal de Onís.

Los rescatados son una mujer de 26 años, cuya identidad responde a las iniciales R.C., y un hombre de 23, N.E., que forman parte de una expedición que estaba topografiando la citada sima.

Fuentes del Instituto Armado han informado de que sobre las 09:30 horas la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón recibió una comunicación del 112-Asturias en la alertaba de que los dos espeleólogos no había salido al exterior de la sima a la hora prevista.

La operación de recate ha corrido a cargo del Grupo Especial de Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil con base en Cangas de Onís, con el apoyo de la Unidad de Helicópteros (UHEL).

En un primer momento, el helicóptero de la Guardia Civil trasladó desde Cangas de Onís a dos especialistas y el equipo necesario hasta el refugio de Vega de Ario, lugar donde se encuentra instalado el campamento base de la expedición inglesa.

En el refugio los agentes fueron informados por componentes de la expedición de que los atrapados se encontraban junto a otros compañeros explorando y topografiando dicha sima y que tenían la intención de hacerlo hasta una profundidad de 1.100 metros, ya que en la actualidad sólo se ha hecho hasta los 775 metros.

Dichos trabajos de exploración y topografía habían comenzado hace diez días, y los dos espeleólogos tenían previsto salir de la sima ayer, a las 23:00 horas, tras permanecer en su interior los rescatados durante todo ese tiempo junto al resto de sus compañeros.

El ascenso se había iniciado ayer por la mañana desde los 800 metros de profundidad, y, por motivos que se desconocían, estos dos miembros del equipo no había conseguido salir al exterior.

Dadas las condiciones orográficas de la zona en la que se encuentra la sima, en la que no es posible un aterrizaje completo, se hizo necesario que el helicóptero realizase un apoyo parcial de las punteras de los patines para permitir el desembarco de rescatadores y equipo.

Realizada esta maniobra, el helicóptero regresó a la base del GREIM en Cangas de Onís para recoger a otro especialista, más equipo, así como a un bombero del 112 con base en Cangas provisto de teléfono vía satélite, para solicitar la logística que hubiera podido ser necesaria durante el rescate.

Una vez en el interior de la sima, los agentes del GREIM contactaron con los espeleólogos a una profundidad de unos 80 metros y pudieron comprobar que se encontraban ilesos pero cansados por las horas transcurridas.

A las 12:35 horas han finalizado las tareas de rescate al llegar los rescatados a la boca de la sima.

Los atrapados han explicado que no pudieron salir porque el compañero que les precedía durante el ascenso arrastró consigo la cuerda y, al soltarla, ésta quedó enganchada impidiendo que la misma llegase al fondo del pozo y por lo tanto poder progresar hacia el exterior.

Ante la posibilidad de que el rescate ofreciera una mayor dificultad, se encontraban alertadas unidades de montaña de la Guardia Civil con base en Mieres, Puebla de Trives (Orense), Sabero (León) y Potes (Cantabria).