Público
Público

Los rescatados por el pesquero se niegan a desembarcar al llegar a puerto de Trípoli

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pesquero español "Clot de l'Illot", cuya tripulación recogió a 49 inmigrantes a unas cien millas de Libia, ha entrado al puerto de Trípoli, tras recibir el permiso de las autoridades del país, si bien los rescatados se han negado a desembarcar.

Así lo ha asegurado esta mañana a EFE José Ruso, armador de la embarcación con base en Santa Pola (Alicante), "Clot de l'Illot", y padre del patrón del barco, Héctor Ruso.

El "Clot de l'Illot", de 23 metros de eslora, permanecía desde ayer a una milla del puerto de Trípoli (Libia), a la espera de que se autorizara la evacuación de los inmigrantes.

El barco ha llegado al puerto tripolitano alrededor de las 04,00 horas de hoy, momento en el que las autoridades libias han entregado agua y alimentos.

Ruso ha explicado que entre 8 y 10 inmigrantes han desembarcado, mientras que el resto de los rescatados se ha negado a abandonar el barco "por miedo".

"Ahora hay una negociación abierta para tratar de convencer a estos últimos para que abandonen el pesquero. De momento, no sé nada más", ha añadido el armador, quien en todo momento permanece en contacto telefónico con su hijo.

Asimismo, ha apuntado que, en el caso de que todo se solucione en las próximas horas, el barco continuará faenando "tres o cuatro días más".

"Si esto se prolonga, el pesquero volverá a Santa Pola una vez concluya esta situación, ya que llevan en alta mar 38 días", ha manifestado José Ruso.

El rescate se produjo el pasado miércoles, cuando los tripulantes del "Clot de l'Illot" vieron una patera enganchada a una boya de la embarcación que se utiliza para sujetar las redes de pesca.

El pesquero se encontraba en ese momento a algo más de cien millas de Libia y a unas noventa de Malta, en aguas internacionales.

Los tripulantes asistieron, primero desde el barco, a los 49 inmigrantes supervivientes, entre los que hay varias mujeres y niños, y luego decidieron subirlos a bordo, ha relatado Ruso, quien ha comentado que "estaban medio muertos" y que, al menos, "habían fallecido diez más".