Público
Público

Rescatan a una perrita con el cuello degollado por unos cordones de zapatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pareja de vecinos del barrio de San Fermín, en el distrito madrileño de Usera, ha rescatado a Inka, una perrita de cuatro años con el cuello degollado por unos cordones de zapatos que en estos momentos se recupera de las lesiones tras haber sido operada, según ha informado la asociación El Refugio.

Los vecinos encontraron a Inka el 13 de noviembre "con el cuello degollado y en pésimo estado" y se pusieron en contacto con la citada asociación, que se hizo cargo de la perrita y la llevó a una clínica donde fue intervenida de urgencia y le fue practicada una cirugía reconstructiva.

Al parecer, Inka llevaba vagando durante semanas con un cordón de zapatos fuertemente atado e incrustado en el cuello.

El tipo de lesiones y el cordón que tenía incrustado son indicios, para los veterinarios, de que la perrita había escapado de un castigo aún más terrible.

La herida de la perrita, de casi tres centímetros de profundidad, desprendía un tremendo olor a putrefacto, por lo que los médicos creen que si Inka no hubiera sido rescatada podría haber muerto en pocos días.

La perrita tiene cuatro años, es una hembra "muy cariñosa de color blanco" y ya está prácticamente recuperada y preparada para ser adoptada por una familia, llamando al teléfono de la asociación, 917303680.