Público
Público

Intentan rescatar en Túnez a 700 emigrantes clandestinos que huían de Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unidades de la Guardia Marítima y del Ejército tunecino intentan hoy rescatar a 700 emigrantes clandestinos procedentes de Libia, cuya embarcación embarrancó esta madrugada a unas 20 millas de las islas de Kerkenah, en el suroeste de Túnez, informó la agencia de prensa oficial tunecina TAP.

Los 700 clandestinos, en su mayoría subsaharianos, huían del conflicto libio con la intención de llegar a Italia cuando el barco de pesca en que viajaban sufrió una avería y quedó varado a 20 millas de las islas Kerkenah, cerca de las costas de Sfax, la segunda ciudad de Túnez.

Fuentes de la Cruz Roja indicaron a EFE que "la operación de salvamento se está alargando "debido a las malas condiciones climáticas" y señalaron que los supervivientes serán trasladados al campo de refugiados de Choucha, en el puesto fronterizo con Libia de Ras el Jedir.

El médico tunecino Monji Slim, que colabora en las tareas de rescate, explicó que entre los pasajeros del barco hay numerosas mujeres y niños y afirmó que en Ras el Jedir se ha preparado ya un dispositivo para acoger a los emigrantes.

El barco de emigrantes alertó de su avería la noche del martes a la Guardia Marítima tunecina, que, con la ayuda de efectivos militares, ha conseguido ya suministrar alimentos y mantas a los pasajeros del buque, según la TAP.

Las labores de salvamento se han complicado debido al mal tiempo y a que el barco ha quedado varado en aguas poco profundas lo que impide a buques de envergadura acercarse al mismo para socorrer a las víctimas.

Los equipos de rescate utilizan pequeñas lanchas neumáticas para acercarse al pesquero e intentar rescatar a los pasajeros.

El coronel Tahar Landulsi, jefe de la Guardia Marítima de Sfax, declaró a la agencia oficial que las operaciones de evacuación son "muy difíciles" debido también al gran número de pasajeros, al tiempo que explicó que se está concediendo prioridad a los niños.

Además de las neumáticas del Ejército y de la Guardia Marítima, numerosas embarcaciones de pescadores de la zona de Kraten y las islas Kerkenah se han movilizado para ayudar en las labores de rescate.