Público
Público

El rescate de AIG calma los mercados; HBOS habla con Lloyds

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un salvavidas de Estados Unidos de 85.000 millones de dólares (59.400 millonesde euros) para American International Group dio el miércoles cierto respiro a los maltratados mercados financieros,mientras el mayor prestamista hipotecario británico HBOS y Lloyds TSB contemplaban una fusión que rediseñaría labanca británica.

Las acciones de HBOS operaban inicialmente muy a la baja por sexto día consecutivo el miércoles, pero serecuperaron después de que una fuente familiarizada con la operación confirmara una información de que estaba enconversaciones de fusión con Lloyds TSB.

Más o menos cuando era anunciado el acuerdo de AIG con las autoridades de Estados Unidos, el banco británicoBarclays dio a los mercados otro estímulo: aceptaba pagar partes de Lehman por 1.750 millones de dólares (1.220millones de euros).

La semana ya ha visto la desaparición de dos grandes nombres de Wall Street, con Merrill Lynch lanzándose enbrazos de Bank of America y Lehman Brothers declarándose en quiebra.

Las acciones de Barclays subieron un 11 por ciento después de conocerse que había comprado varios activos deLehman, y los principales índices europeos subían entre un 0,4 por ciento y un 1,3 por ciento.

El Ibex-35 subía a media tarde más de un 1 por ciento, impulsado por la firmeza de los bancos medianos, comoPopular y Banco Pastor, y la subida de Ferrovial tras anunciar su filial BAA su intención de vender su aeropuerto deGatwick.

El rescate de AIG se produjo justo dos días después de que las autoridades estadounidenses se negaran a rescatar elbanco de inversiones Lehman Brothers Holdings, obligándole a pedir protección contra la bancarrota pese a los ruegosde dirigentes de Wall Street.

El salvavidas lanzado a AIG compró tiempo para que los inversores se enfrenten a unas turbulencias financieras sinprecedentes que han alterado la configuración de Wall Street, pero no hizo mucho para aliviar la restricción de fondos.

En general, las bolsas de Asia subieron tras la drástica caída del martes. El índice Nikkei de Tokio subió un 1,2 porciento y el referencial MSCI de Asia-Pacífico, excluido Japón, avanzó un 0,9 por ciento. El petróleo subió más de 3dólares por barril.

"Gracias a Dios", exclamó Daniel Fuss, un influyente administrador de bonos que supervisa más de 100.000 millonesde dólares en Loomis, Sayles & Co en Boston.

"AIG tiene conexiones con muchísima gente y toca a muchas firmas en todo el mundo. Es un gran alivio para muchaspartes de los mercados financieros", agregó.

La Fed intervino en medio del temor de que un colapso de AIG pudiera causar un daño de gran alcance al sistemafinanciero global, aunque algunos actores del mercado argumentaron que la medida sólo ofrece un respiro a corto plazo ypodría causar daños a largo plazo.

/Por Douwe Miedema y Tony Munroe/