Público
Público

El rescate a Grecia se aplaza mientras el país agrava su recesión

El Eurogrupo desconvoca la reunión prevista para hoy y dejar para el próximo lunes la decisión sobre el segundo rescate a Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Eurogrupo decidió ayer desconvocar la reunión de los ministros de Finanzas prevista para hoy y dejar para el próximo lunes la decisión sobre el segundo rescate a Grecia con el argumento de que el Gobierno de Atenas aún no ha cumplido todas las condiciones para recibir la ayuda.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, explicó que hoy se celebrará sólo una conferencia telefónica de los ministros de los países de la eurozona para analizar las condiciones pendientes para la aprobación del segundo paquete de ayuda financiera de 130.000 millones de euros a Grecia, y preparar la reunión ordinaria del 20 de febrero.

Así, el segundo rescate a Grecia sólo se aprobará un mes antes de que Atenas tenga que hacer frente a unos vencimientos de deuda por importe de 14.400 millones de euros. Si no recibe para entonces una nueva inyección de ayuda, el país tendrá que declararse en suspensión de pagos.

De acuerdo con Juncker, ha quedado claro que Grecia aún debe identificar el recorte adicional de 325 millones de euros que debe acometer en 2012 para cumplir el objetivo de déficit, así como concluir el análisis de la sostenibilidad de la deuda griega.

También resta que los ministros de Finanzas de la eurozona reciban las garantías por escrito de los líderes de los partidos del Gobierno de unidad griego de que aplicarán los ajustes más allá de las elecciones anticipadas previstas para abril.

Además, los griegos recibieron ayer otra mala noticia con los datos publicados por el Instituto de Estadística Griego. Su PIB cayó un 6,8% en 2011, muy lejos de cumplir el objetivo previsto por la troika de mantener la contracción del PIB en un 5,5 %.

En los últimos dos años, las medidas de austeridad exigidas por la troika provocaron un estancamiento de la economía. El número de desempleados se duplicó hasta el 21 %, los salarios se redujeron entre el 20 % y el 30 % hasta final de 2011, y los precios se incrementaron de media el 10 %.

Todo ello redujo drásticamente la capacidad adquisitiva de los griegos, provocando el cierre de más de 60.000 negocios en 2010 y 2011. Y las perspectivas no son mejores para 2012, como critican patronal y sindicatos, que se oponen a los nuevos recortes aprobados por el Parlamento, pues consideran que alimentan la recesión.