Público
Público

"Nos resistíamos a ser esclavos de la estrategia de ETA"

Maite Pagazaurtundua declara en el juicio al presunto asesino de su hermano Joseba. El acusado lo niega todo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Negarlo todo. Esa ha sido la táctica seguida por Gurutz Agirresarobe, el etarra acusado del asesinato a tiros del jefe de la Policía Municipal de Andoain (Guipúzcoa) Joseba Pagazaurtundua el 8 de febrero de 2003. 

Agirresarobe, durante la vista celebrada ante la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, afirmó ante el tribunal que 'en la vida' ha tenido alguna relación con ETA ni 'un arma en la mano'.

Contrariamente a lo que suele ser habitual, Agirresarobe respondió a las preguntas del fiscal, de la acusación particular —que solicitan para él 48 años de prisión— y de su defensa durante aproximadamente una hora.

El supuesto terrorista negó al fiscal Pedro Rubira conocer el bar Daytona de Andoain donde fue asesinado el agente y subrayó que su 'mayor dilema' desde que fuera detenido en febrero de 2003 ha sido saber dónde se encontraba en el momento del atentado, para lo que ha estado 'removiendo cielo y tierra', pero sin éxito.

Preguntado si puede aclarar por qué se encontró su ADN en una taza de la que bebió un café el asesino de Pagazaurtundua antes de dispararle, dijo que 'la única explicación' es que no es el suyo porque, además de no haber estado en este establecimiento, sólo 'he tomado dos cafés y me sentaron mal'.

En el juicio, al que asistió entre el público la candidata de UPyD a La Moncloa, Rosa Díez, la hermana del fallecido, Maite Pagazaurtundua, relató la 'inmensa preocupación' con la que vivió su familia desde que supieron que su hermano era objetivo de ETA antes de afirmar: 'Nos resistíamos a ser esclavos de la estrategia de ETA y de la espiral de silencio de la sociedad vasca'.