Público
Público

La resolución francesa llama a la retirada completa de las tropas rusas y georgianas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El proyecto de resolución que Francia presentó en el Consejo de Seguridad de la ONU insta a la "retirada completa" de las fuerzas rusas y georgianas a sus posiciones anteriores al 7 de agosto, cuando se inició el conflicto en Osetia del Sur.

El borrador, al que tuvo acceso Efe, llama a un "cese inmediato e incondicional de las hostilidades" y "enfatiza la necesidad urgente de que todas las partes se abstengan de seguir empleando la fuerza".

El embajador adjunto francés ante la ONU, Jean Pierre Lacroix, anunció la presentación del documento en la reunión de urgencia celebrada hoy por el Consejo de Seguridad, la quinta del máximo órgano desde el pasado viernes.

El llamado a la retirada de las tropas implica que las fuerzas rusas que se encuentran en territorio georgiano desde el pasado viernes deberían volver a su país, a lo que Moscú se opone.

Por su parte, Tiflis ha manifestado su acuerdo con el contenido de la resolución, que también "reafirma el compromiso de los Estados miembros (de la ONU) con la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas".

Tanto Osetia como la otra región separatista georgiana, Abjasia, son consideradas por la comunidad internacional como partes de Georgia, pese a su secesión de facto desde los años noventa.

La resolución francesa insta a las partes a entablar inmediatamente negociaciones con vista a "hallar una solución pacífica y perdurable".

En ese sentido, expresa un "firme respaldo" a las diferentes mediaciones iniciadas por la comunidad internacional, aunque cita en particular la de la Unión Europea (UE) y la de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El borrador manifiesta la "grave preocupación" por el estallido de la violencia en Osetia del Sur y su extensión a otras zonas de Georgia, incluida Abjasia.

Asimismo, se declara "consternado" por el hecho de que las hostilidades se hayan producido durante la "tregua olímpica" que la Asamblea General de la ONU instó a respetar durante la celebración de los Juegos de Pekín 2008 que se iniciaron el pasado 8 de agosto.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, aseguró a la salida de la reunión del Consejo de ayer, que había leído el borrador y lamentó que no se hubiera consultado a su país a la hora de redactarlo.

Consideró su presentación "prematura" y adelantó la oposición de su país al texto por omitir la "agresión y atrocidades georgianas" en Osetia del Sur.