Público
Público

Resonancia magnética revela cómo el cerebro procesa las bromas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Científicos británicos dijeron quedescubrieron cómo responde el cerebro humano a las bromas, unainvestigación que podría ayudar a determinar si los pacientesen estado vegetativo pueden experimentar emociones positivas.

Investigadores de la unidad de cognición y cienciascerebrales del Consejo de Investigación Médica británico usaronimágenes por resonancia magnética funcional (IRMf) paraobservar y comparar qué sucede en los cerebros de las personasnormales cuando escuchan frases comunes y bromas graciosas,incluidos juegos de palabras.

Al controlar los cerebros de 12 voluntarios saludables, losexpertos hallaron que las zonas cerebrales de la recompensa seactivaban en mayor grado cuando se procesaban bromas que cuandoprocesaban diálogos normales.

En el estudio, esta respuesta de recompensa aumentó enlínea con cuán graciosas consideraban los participantes queeran las bromas.

"Hallamos un patrón característico de la actividad cerebralcuando las bromas utilizadas eran juegos de palabras", indicóen un comunicado Matt Davis, codirector de la investigación.

"Mapear la forma en que el cerebro procesa las bromas y lasfrases muestra cómo el lenguaje contribuye al placer deescuchar una broma. Podemos usar esto como indicio paracomprender cómo las personas que no pueden comunicarsenormalmente reaccionan a las bromas", añadió el autor.

El equipo de David, cuyo trabajo fue publicado en Journalof Neuroscience, indicó que podría usar esta investigación paraayudar a descubrir si alguien en estado vegetativo puedeexperimentar emociones positivas, lo que podría permitir a losparientes conocer su estado mental.

"Anteriormente usamos la IRMf para detectar la comprensiónde texto en pacientes en estado vegetativo que no puedencomunicarse de otra forma", dijo Tristan Bekinschtein, quientambién trabajó en el estudio.

"Ahora podemos usar métodos similares para buscar emocionespositivas en esos pacientes. Esto es muy importante para lasfamilias y los amigos de esos pacientes, que quieren saber siaun pueden experimentar placer y risa, más allá de suadversidad", añadió Bekinschtein.