Público
Público

Las resonancias modernas acercan la posibilidad de leer la mente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de científicos demostró por primera vez que podría ser posible "leer" la mente de una persona simplemente observando la actividad de su cerebro.

El equipo de investigadores británicos dijo el jueves que a través de un escáner moderno para medir el flujo sanguíneo fue posible decir dónde estaban ubicados unos voluntarios, dentro de un ambiente de realidad virtual generado por ordenador.

"De manera sorprendente, sólo mirando los datos cerebrales, pudimos predecir exactamente dónde estaban", dijo a periodistas Eleanor Maguire, del University College de Londres.

"En otras palabras, pudimos 'leer' su memoria espacial", añadió la autora.

El descubrimiento abre la posibilidad de desarrollar máquinas para leer una serie de recuerdos, aunque Maguire dijo que el riesgo de lecturas de mente "impertinentes" aún está muy lejos.

En cambio, la experta cree que el descubrimiento, publicado en la revista Cell Biology, ayudará a investigar los problemas de memoria, como el Alzheimer, al arrojar luz sobre cómo la región cerebral del hipocampo registra los recuerdos.

Maguire y sus colegas emplearon una tecnología conocida como imágenes por resonancia magnética funcional, o IRMF, que resalta las regiones cerebrales a medida que se activan.

Al controlar los cerebros de las personas mientras probaban un videojuego de realidad virtual, los expertos pudieron medir la actividad de ciertas neuronas en el hipocampo, una región conocida por ser crucial para la orientación espacial y la memoria.

La investigación allana el camino para analizar cómo otros pensamientos, incluidos los recuerdos del pasado o las visualizaciones del futuro, se codifican en las neuronas.

Eso podría permitir finalmente el uso de las IRMF para el examen forenses y el rastreo de recuerdos y pensamientos, lo que abre la puerta a posibles debates éticos.

No obstante, de momento, la tecnología sólo funciona con voluntarios dispuestos y el investigador Demis Hassabis dijo que pasarían al menos 10 años antes de que sean posibles las aplicaciones forenses.

"Queda mucho tiempo antes de que ese tipo de tecnología pueda usarse para poder leer los pensamientos de alguien en una sola sesión cuando no coopere para ello", añadió Hassabis.