Público
Público

Respaldo a la suspensión de la salida a Bolsa de Loterías

Salgado dice que no era seguro que se alcanzara el precio adecuado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pocas decisiones del Gobierno han generado un respaldo tan unánime de la clase política y empresarial como la suspensión la salida a Bolsa del 30% de Loterías y Apuestas del Estado, anunciada el pasado miércoles. El respaldo a la medida llegó desde el Partido Popular y PSOE, hasta Izquierda Unida, pasando por los representantes de los empresarios.

La vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, explicó ayer que la decisión se había tomado después de que los bancos encargados de diseñar la operación aseguraran que las condiciones de mercados actuales hacen imposible alcanzar la valoración de la empresa que había previsto el Estado, al menos 21.000 millones de euros. Sólo con esa valoración, el Estado podría ingresar entre los 7.000 y los 9.000 millones previstos. 'Por parte de los inversores particulares había y sigue habiendo un extraordinario interés, y por parte de los inversores institucionales también, pero a unos precios que no hemos querido admitir', afirmó Salgado tras recordar que el 60% de la emisión estaba destinada a los pequeños inversores. Y enfocadas en ese público se había puesto en marcha, desde hace dos semanas, una campaña de publicidad con un coste cercano a los 14 millones de euros.

La vicepresidenta aseguró que el proceso se podrá retomar cuando las condiciones de mercado sean las adecuadas, aunque no descartó que para ello haya que esperar al menos un año.

La secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano, calificó, por su parte, de 'buena decisión' el aplazamiento de la salida a Bolsa de Loterías, y remarcó que la operación se hará, aunque sea dentro de unos meses.

No parece tenerlo tan claro el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, quien aseguró ayer que a su partido nunca se le ocurriría privatizar Loterías, 'porque no es viable económicamente renunciar a unos ingresos anuales fijos'. Además, Montoro destacó que la operación que pretendida hacer el Gobierno suponía un 'menoscabo para el patrimonio del Estado'.

Montoro incluso exigió que el Gobierno también paralice la privatización de los aeropuertos de Barajas (Madrid) y El Prat (Barcelona). 'Es un mal momento de privatizar cuando, además, hay tres o cuatro casos en países europeos donde se ha postergado los procesos en aeropuertos, porque no tenía sentido', ha indicado Montoro, para quien 'no se comprende' esa urgencia, a no ser que la venta esté 'predecidida'.

Salgado aseguró que la suspensión de la venta de Loterías no debería afectar al proceso de privatización de AENA porque 'un gestor se hace cargo de los aeropuertos'.

No fue el PP el único que ha venido manifestando su oposición a la privatización de Loterías. El coordinador de IU, Cayo Lara, aseguró que hubiera sido una 'barbaridad' seguir adelante con esa venta, ya que sólo hubiera supuesto restar recursos para fines sociales, en tanto que el diputado de esa formación en el Congreso, Gaspar Llamazares, se felicitaba de que el Gobierno 'no haya podido malvender' la empresa.

El secretario general de la CEOE, José María Lacasa, por su parte, calificaba de 'prudente' la decisión de aplazar la salida a Bolsa.