Público
Público

La respuesta sanitaria a la gripe A encara su quincena definitiva

Las semanas que restan hasta que llegue la vacuna permitirán prever la evolución de la epidemia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El retraso en la llegada del frío invernal, que ya se anuncia para los próximos días, ha añadido nuevas incógnitas sobre cómo se va a comportar la gripe A y ha generado cierto desconcierto en las autonomías que han puesto en marcha sus protocolos específicos contra la epidemia. La campaña de vacunación comenzará en dos semanas, justo el plazo que reclaman los expertos para prever el avance de los contagios.

El director general de Salud Pública, Ildefonso Hernández, confirmó ayer que los próximos 15 días serán claves para conocer la evolución de la pandemia en España. '[En ese plazo] tendremos un perfil bastante claro', confirmó.

El anuncio coincidió con el arranque en varias comunidades autónomas de sus planes de actuación contra la gripe A y el retorno del antiviral Tamiflú a las farmacias. Hernández subrayó que, aunque cada región ha adaptado los planes a su situación, todos se basan 'en unas medidas básicas generales acordadas de forma conjunta por el Subcomité de Respuesta a la Emergencia'.

El responsable ministerial reconoce que la incidencia de la gripe A ha aumentado de forma significativa en la última semana los datos del Instituto de Salud Carlos III hablan de una subida del 77%,pero precisa que 'es difícil decir ahora si el aumento va a continuar de forma tan clara o no' y afirma que comparar la incidencia actual con la de años previos 'no sirve de nada, ya que la gripe puede atrasarse o adelantarse'.

Hernández cuenta que la gripe A afecta a grupos poblaciones distintos a los de la gripe estacional y con menor tendencia a requerir de ingreso hospitalario. 'Esta situación puede hacer que el uso de los servicios sanitarios no sea especialmente llamativo, excepto en Pediatría, donde es lógico estudiar a casi todos los sospechosos de gripe A', explica.

El posible colapso de los centros médicos y hospitales ha sido una de las principales preocupaciones de las autoridades sanitarias desde que se declaró la pandemia. 'De momento parece que la conducta es responsable y adecuada a las necesidades', valora el responsable de Sanidad.

'De momento parece que la conducta es responsable'

Así ocurrió ayer en varios centros de salud de la Comunidad de Madrid, donde empezaba a funcionar el plan de respuesta a la gripe A. En algunos, del norte de la capital, la incidencia era muy escasa. 'Ha llegado algún paciente, pero ya tenía cita con su médico; nosotros por el momento, estamos actuando como cualquier otro día', señalaban en el centro Virgen del Cortijo.

En la otra punta de la ciudad, la situación era bien distinta. Al cruzar la entrada del centro de salud de General Ricardos, en el sur de la ciudad, ya se veían los primeros pacientes con mascarilla el protocolo madrileño dice que los que presenten síntomas deben llevar la protección. Un médico y un enfermero iniciaban la primera consulta de la tarde. 'Nos han desviado de nuestra consulta para atender a los pacientes que presenten síntomas de gripe A', explicaba el doctor. ¿Qué ocurre con los pacientes habituales? 'Son derivados a otras consultas', respondía. La situación se prolongará mientras no baje el pico de gripe A.

'Las madres prefieren venir al centro para convencerse de que no es grave'

En la consulta de Pediatría, una de las enfermeras se quejaba de la carga de trabajo por los nuevos protocolos: 'Todos los pacientes que lleguen con síntomas deben pasar primero por enfermería, donde hacemos un primer filtro, y si están graves, son derivados al doctor; en las dos últimas semanas, mis consultas se han duplicado por ese filtro'. La Consejería de Salud explicaba que se reforzarán los centros que registren más casos.

En Sevilla, la situación llegaba ayer casi al colapso en las urgencias del centro de salud de Parque Alcosa. En el centro, no daban abasto con las decenas de personas que se agolpaban en la sala a la espera de ser atendidas por uno de los dos médicos disponibles en Andalucía, era ayer festivo. La mayoría de los pacientes no pasaba de los 10 años. 'Llegan con algo de fiebre y mucha tos. No suelen presentar mucha fiebre, pero las madres prefieren venir al centro para convencerse de que no es grave', explicaba ayer un profesional, informa María Serrano.

La consejería andaluza señalaba que 'el colapso es inevitable', pero que a cambio prometía a los pacientes un seguimiento telefónico.

Antoni Trilla Jefe de Epidemiología del Clínic

¿A partir de qué número se alcanza el nivel de epidemia de gripe?
No hay unas cifras comunes a todo el país. Por ejemplo, en Catalunya se considera que se supera a partir de 100 casos por cada 100.000 habitantes y ya lo hemos superado. Pero superarlo no es preocupante, ocurre todos los años, aunque suele suceder en enero.

¿Continuará aumentando la incidencia de gripe A?
Lo lógico es que vaya subiendo, pero, aunque suene a tópico, es impredecible. De hecho, puede que aumente muy rápidamente o que la fase de aceleración no sea tan rápida, pero sí más larga. Esto supondría menos complicaciones en cuanto al colapso de los centros sanitarios.

¿Se puede descartar que haya una epidemia de gripe estacional?
Ésta es la pregunta del billón. Razonablemente, lo lógico sería que no, pero podría haber un pequeño rebrote de gripe estacional en la época normal de incidencia máxima de esta enfermedad, en enero o febrero. Esa es la razón por la que, a pesar de que la mayoría de gripes actuales son del tipo A, seguimos recomendando la vacunación frente a la gripe estacional.

¿Influirá el inicio de la vacunación en la incidencia de gripe A?
Sí. Con suerte, el virus infectará antes de que llegue la vacuna a alrededor del 20% de la población. Pero habrá un 80% que no estará inmunizado y que se puede beneficiar de la vacuna, que hará más difícil la circulación del virus. Es una de las razones para recomendar su uso, más allá de las conspiraciones. Yo, desde luego, me voy a vacunar.