Público
Público

Restituir la imagen de una persona en Internet cuesta 3.000 euros y 4 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un servicio del Observatorio de Internet permite restituir la imagen negativa de una persona en la red aproximadamente en cuatro meses y por un precio de 3.000 euros.

Así lo ha explicado a Efe el director del Observatorio, Francesc Canals, que ha detallado que este servicio ya ha sido contratado por políticos, periodistas, médicos y empresas, que se han visto afectados por "injurias, difamaciones y críticas feroces" en la red o por robo de su identidad en redes sociales.

"Si se introduce un nombre de una persona conocida en un buscador, rápidamente aparecen miles de insultos y críticas", ha indicado Canals, algo que ha atribuido a la "cultura latina" de España, en la que el "cotilleo y la crítica fácil se han trasladado a Internet".

Por ello, el Observatorio ha impulsado un servicio para "salvaguardar" la identidad "legítima" de los usuarios que así lo demanden, con diferentes tarifas en función del grado de afectación.

Uno de los métodos para restaurar la imagen de una persona consiste en "inundar" la red de contenidos acerca del afectado, para que el "yo profesional" del usuario quede reflejado en Internet.

Además, se introduce al usuario en casi medio centenar de páginas de "alta virulencia", como Facebook o Twitter, creando perfiles que "son capaces de situarse en las primeras páginas de buscadores como Google".

Estos dos pasos resultan altamente efectivos, ya que al implantar en la red estos nuevos contenidos, las informaciones negativas quedan relegadas, como mínimo, a la segunda página del buscador, "a la que sólo llegan un 10% de los usuarios", ha subrayado Canals.

Un proyecto de restitución de la identidad de "mediana complejidad" puede alargarse entre tres y cuatro meses, ya que en muchos casos la información negativa aparece en medios de comunicación o en sus foros, más difíciles de desbancar en los buscadores.

Aunque el precio medio se sitúa en 3.000 euros, puede alcanzar los 500 euros en los casos más fáciles y los 6.000 euros en los más complejos, que "en muchos casos ya ni se aceptan, pues a lo mejor tardaría un año y medio en llevarse a cabo", ha aclarado el director del Observatorio.

"La blogosfera española se ha llenado de insultos hasta un punto insospechado", ha subrayado Canals, quien opinan que "es un poco triste" que personas que no quieren aparecer en Internet se vean obligadas a pedir su servicio para hacer frente a informaciones falsas o vulneraciones de su intimidad: "Google se ha convertido en las modernas páginas amarillas".

No obstante, ha resaltado que el Observatorio también ha lanzado una página web -identidadlegitima.com- para que usuarios que no puedan contratar el servicio encuentren de forma gratuita los pasos necesarios para limpiar su imagen ellos mismos, además de poder acceder a un servicio de asesoría.

"Ofrecemos un servicio, pero también la posibilidad de crear una cultura de defensa de la identidad", ha sentenciado Canals.