Público
Público

La resurrección de Spencer gruñón Tracy

Tres animadores españoles dan vida a los personajes del 'Up' de Pixar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Adivina quién viene esta noche (Stanley Kramer, 1967) fue una de las películas que los animadores de Pixar vieron una y otra vez durante el año y medio de producción de Up. Fueron unos deberes necesarios: el personaje del protagonista Up, el anciano Carl Fredricksen, salió de allí, del rostro de Spencer Tracy.

El popular actor entregó su última interpretación —falleció 17 días después del final de rodaje— encarnando a un padre gruñón que se enfrenta al compromiso matrimonial de su hija con un negro. 'Fue clave encontrar un personaje conocido, un tipo entrañable y a la vez cuadriculado que fuera reconocible', dice Rodrigo Blaas, uno de los tres españoles que trabajaron en la décima cinta de Pixar, que se estrena hoy.

La anécdota constata un secreto a voces: que Pixar hace cine en mayúsculas y que, por ello, sus fuentes de inspiración pueden partir de Spencer Tracy, Errol Flynn que inspira el personaje del aventurero Mutz en Up; o Woody Allen, cuyos gestos están detrás del robot de Wall-e.

'En Pixar hay amor al cine. Tratamos de hacer buenas películas, el hecho de que sean de animación es secundario', apunta Daniel López Muñoz, animador especializado en diseño de personajes y uno de los responsables de haberle dado vida a los dos protagonistas, el rectangular Carl y el orondo Russell, esquemáticos y caricaturescos. López Muñoz aclara: 'El dibujo es sencillo, pero lo difícil es conseguir que esas caricaturas tengan complejidad interior'.

Como se empeñan en recalcar los tres españoles, Pixar hace cine de autor: 'El director tiene total libertad, es el único estudio donde sucede'. En este caso, el hombre libre fue Pete Docter, que ya dirigió Monsters S.A. y que contó con el director Tom McCarthy (The Visitor) para pergeñar el guión de un filme que se mueve entre la contemplación de Miyazaki (El viaje de Chihiro), en la primera parte, y el cine de aventuras clásico, en la segunda.

Como aclara Enrique Vila —encargado de animar los 20.000 globos que elevan la casa de Carl por los aires—, todo lo que pasa en la cinta no está para distraer, sino 'para hacer avanzar la trama'. Amantes del detalle hasta el punto de colocar guiños en cada uno de sus filmes, Up no es una excepción.

Apunten: un oso rosa aparece en la habitación de una niña cuando la casa empieza a volar. Es Lotso, un nuevo personaje de Toy Story 3, que se estrenará en 2010. Si uno se empeña hasta se puede encontrar el logo de la empresa BNL de Wall-e en la obra que asedia la casa de Carl. Pero guiños aparte, Up es una delicia narrativa, que anda pujando por ser la primera animación en ser nominada al Oscar a la mejor película.