Público
Público

La retirada de Fidel Castro deja a Cuba entre la sorpresa y la normalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cubanos se han desayunado hoy con la noticia de que Fidel Castro se va del poder casi medio siglo después del triunfo de la revolución, una noticia que no por ser esperada ha dejado de conmocionar, aunque sin romper la normalidad de un martes.

Los cubanos no desayunan con el diario oficial Granma, o al menos eso es lo que se evidenció esta mañana, después de que ese periódico y el también oficial Juventud Rebelde publicaran en portada un mensaje en el que Castro anuncia que no aceptará "el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe".

"¿Que ha dicho qué?", preguntó sorprendido Armando, aparcacoches del barrio habanero de El Vedado, al ser consultado por Efe sobre una noticia que en la madrugada cubana ya daba la vuelta al mundo.

Armando, de 69 años, recibía la noticia con lágrimas, mientras Alberto, de 32 años, profesional del sector de servicios, conjeturaba sobre la posibilidad de que Castro, de 81 años, hubiera tomado la decisión tras haber tenido "una recaída".

Aunque con el paso de las horas la noticia voló de extremo a extremo de la capital cubana, la ciudad presenta hoy su estampa habitual de turistas paseando por el Malecón, gente comprando en los mercados de productos agropecuarios y los destartalados coches de los años 50 acarreando a pacientes empleados rumbo al trabajo.

Los medios de radio y televisión no han alterado su programación y se han limitado a repetir el mensaje del líder cubano como si se tratara de otra de los habituales artículos de opinión que Castro viene escribiendo desde finales de marzo del año pasado.

A pesar de que no suele escuchar noticieros y solo se interesa por el estado del tiempo, Alicia, de 44 años y arrendadora particular, escuchó hoy en la radio el anuncio de Castro, una decisión que, en su opinión, ha tomado "en el momento exacto, preciso".

"Ha puesto el parche antes de que llegue la herida. Si lo ha hecho ahora y no ha esperado al día 24, es porque lo tiene todo calculado, porque no es buen economista, pero como político es genial", dijo, en referencia a la fecha en que se instalará el Parlamento y se designará al nuevo Consejo de Estado.

Alicia agregó que "políticamente es un genio", aunque "tiene a este país en la ruina económicamente", y se encomendó a que haya "algo nuevo", porque "es necesario, la situación lo exige".

"Creo que ahora se pone duro el panorama. Estoy perpleja, estoy temblando, porque no sé qué cambios traerá esta nueva situación. No creo que haya nadie que lo supere (a Castro) en inteligencia", declaró, por su parte, Enma, ama de casa de 78 años.

Alberto, de 55 años, se tomó la noticia del día con más calma y aseguró que "el anuncio de que (Fidel Castro) renuncia no va a significar que no siga".

Una de las que se enteró temprano fue Esther, una maestra jubilada que tiene el hábito de escuchar la floridana Radio Martí, emisora por la que se enteró.

"Para mí, prácticamente, él había renunciado ya y pienso que todo va a seguir igual: si no habla, escribe", aseguró, al presagiar que no habrá cambios, y expresó su convencimiento de que "todo va a seguir igual",