Público
Público

Retiran una orden de arresto contra Lindsay Lohan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tribunal de Los Ángeles ha retirado la orden de arresto emitida el martes contra Lindsay Lohan después de que el brazalete que controla el consumo de alcohol de la actriz indicase que había estado bebiendo.

La orden fue retirada cuando los representantes de Lohan pagaron parte de la nueva fianza de 200.000 dólares (167.740 euros) fijada después de que la actriz perdiese su fianza original de 100.000 dólares, derivada de una acusación en 2007 por conducir bajo los efectos del alcohol.

Las nuevas medidas fueron tomadas después de que la jueza Marsha Revel convocase el martes por la tarde a los fiscales y a la abogada de Lohan en una reunión de emergencia en su juzgado de Beverly Hills.

Revel dijo que un informe de la pulsera de control que la actriz lleva en el tobillo por orden suya detectó una infracción a la prohibición impuesta a la actriz de consumir alcohol y drogas.

"Ella violó las condiciones de su fianza, así que ha perdido su fianza (original)", dijo Revel después de la reunión. La jueza fijó la nueva fianza considerando cinco cargos de violación de libertad condicional.

Lohan deberá presentarse ante los tribunales el 6 de julio, momento en el que podría ser condenada a un período de cárcel.

La abogada de Lohan, Shawn Chapman Holley, dijo en un comunicado que el brazalete de tobillo "indicaba la presencia de una pequeña cantidad de alcohol el domingo en la noche".

Holley indicó que había recibido recientemente la información y que no podía "hablar sobre su exactitud o validez, sin embargo, la señorita Lohan sostiene que ella ha cumplido totalmente los términos de su libertad bajo fianza".

Lohan, que fue obligada el mes pasado a utilizar la pulsera SCRAM tras no haberse presentado en una audiencia de libertad condicional por conducir ebria, negó los hechos en su cuenta de la red social Twitter.

A comienzos de la semana, se publicaron informaciones en páginas web sobre famosos y en tabloides que citaban a fuentes anónimas e indicaban que la actriz había bebido alcohol el domingo después de la entrega de los premios MTV Movie Awards.