Público
Público

Retiran la palabra a un joven en el Congreso por criticar a los sindicatos

En el mismo acto, el presidente del Congreso, José Bono, había aleccionado a los jóvenes sobre el valor de la libertad para no ser "súbditos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados, Teresa Cunillera, retiró esta mañana la palabra a uno de los jóvenes que leía la Constitución en el hemiciclo, al aprovechar el acto para lanzar desde la tribuna una crítica a los sindicatos. Una situación que se ha  tornado paradójica cuando en el mismo acto el presidente del Congreso, José Bono, había aleccionado a los jóvenes nacidos en democracia sobre la importancia de la libertad, porque sin ella 'somos súbditos, no ciudadanos'. Un don que 'no se regala', ha sentenciado Bono.

'Los sindicatos bailan el agua a los poderes' ha dicho el alumno 

El chaval ha sido testigo de la veracidad de las palabras de Bono en el turno de los alumnos del colegio Asunción Cuesta Blanca, cuando subió a la tribuna para leer el artículo 28 de la Constitución, que consagra la libre sindicación y el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses, mientras sus compañeros y alumnos de otros centros llenaban los escaños.

Después de leer el artículo, el alumno decidió ejercer esa 'preciada' libertad y añadió su protesta por el hecho de que los sindicatos 'renuncien' a ejercer esa labor constitucional y se dediquen a 'bailar el agua' a los poderes políticos. En ese momento se le retiró la palabra.

'Las libertades en España han sido vulneradas incluso dentro de esta cámara', dijo Bono un rato antes 

'Nunca pensé que tuviera que retirar la palabra en este acto', espetó Teresa Cunillera, que conminó al alumno a abandonar la tribuna y ser relevado por otra compañera para seguir leyendo la Constitución.

Antes, José Bono les había hablado con solemnidad sobre la importancia de la libertad y la democracia. Subrayó el presidente del Congreso que desde la aprobación de la Constitución vigente España ha vivido el periodo más largo de libertad continuada de su historia, porque las libertades han sido sistemáticamente vulneradas incluso dentro de la propia Cámara que representa a los ciudadanos, como en el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981.