Público
Público

El reto del partido islamista marroquí es cumplir sus promesas socio-económicas según la agencia oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gran reto del partido islamista marroquí Justicia y Desarrollo (PJD), claro vencedor en las elecciones marroquíes, será cumplir con sus promesas socio-económicas, según un análisis que publica hoy la agencia oficial de noticias MAP.

El PJD ha prometido para los próximos cinco años, una tasa de crecimiento del 7%, dos puntos de reducción en la tasa de paro, reducir a la mitad la pobreza y aumentar en un 40% la renta per cápita.

Esas promesas representarán para el partido islamista un verdadero reto para probar su capacidad de cumplir unos compromisos electorales que "algunos han descrito como exagerados", según la agencia oficial.

Además, la MAP subrayó que la primera prueba de este partido consistirá en encontrar un equilibrio con sus alianzas para constituir un gobierno capaz de responder a las múltiples demandas de los ciudadanos.

El PJD, hasta ahora el principal partido de la oposición, se alzó ayer como ganador al lograr 107 de los 395 escaños de la Cámara de Representantes marroquí, lo que le obligará a buscar alianzas con alguno de los numerosos partidos que entran en la Cámara para asegurarse una mayoría absoluta de 198 escaños.

A pesar de que ha dicho estar abierto a casi todos los partidos políticos, la formación islamista ha mostrado sus preferencias por los que integran la Kutla, un bloque donde están tres partidos nacionalistas -Istiqlal, Unión Socialista y Partido para el Progreso y el Socialismo-.

Por su parte, el presidente del centro marroquí de estudios estratégicos, Tari Tlati, señaló a la MAP que aunque el PJD pueda construir con facilidad una alianza gubernamental, este hecho "puede ser un talón de aquiles para un partido que llega de la oposición", y por lo tanto con menos experiencia.

Tlati indicó que "los partidos de la Kutla, al frente de la gestión publica desde hace más de una década, tendrán mano libre para exigir más a un partido que ha construido su retórica en la lucha contra la corrupción y en la crítica de la mayoría saliente" curiosamente formada por los partidos de la Kutla.