Público
Público

La reunión de la ONU en Madrid reúne a 95 países para frenar el hambre mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 95 países, además de organismos internacionales y representantes de la sociedad civil, participan a partir de hoy, en la reunión de alto nivel de la ONU sobre Seguridad Alimentaria para Todos en la que se abordará la lucha contra el hambre en el mundo.

Más de 100.000 personas mueren de hambre a diario y 854 millones padecen de malnutrición, según datos de la ONU.

Convocada a instancias del Gobierno español, la cumbre será clausurada mañana por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon.

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, abrirá la cita junto al director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf.

La conferencia diseñará una hoja de ruta para garantizar el cumplimiento de los objetivos y compromisos adquiridos en la cumbre de la FAO que se celebró en Roma el pasado mes de junio en un contexto de crisis alimentaria en los países en desarrollo debido a la subida de los precios de las materias primas.

De los 95 países convocados a nivel ministerial, 30 son naciones en desarrollo, según explicó la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, en la presentación del evento a la prensa.

Entre las representaciones de organismos internacionales figura el comisario de Cooperación de la UE, Louis Michel; el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, James T. Morris; la directora ejecutiva de Unicef, Ann M. Veneman, y el vicedirector de la Organización Mundial de Comercio, Alejandro Jara.

Estados Unidos enviará a David Nelson, el funcionario de más alto nivel dentro del Departamento de Estado en temas relacionados con la seguridad alimentaria, ya que la Administración de este país está en periodo de transición tras la toma de posesión como presidente de Barak Obama.

El martes está prevista la aprobación en plenario de la Declaración de Madrid, un documento que recogerá los resultados de las cuatro mesas de trabajo en las que se analizarán los progresos alcanzados desde la reunión de Roma y la reducción del hambre mediante políticas agrícolas.

También se debatirá sobre la investigación vinculada a políticas agrícolas y la participación de las entidades privadas y la sociedad civil en la lucha contra el hambre.

Entre los objetivos a corto plazo de la cumbre figura el compromiso de garantizar la alimentación a los países en desarrollo en situaciones de emergencia humanitaria.

A largo y medio plazo, la planificación de políticas agrarias que garanticen la productividad y las condiciones de vida de los pequeños productores y la mejora de las condiciones del mercado internacional agrario.

Las ONG han pedido que la reunión no se convierta en "otra oportunidad perdida" y han exigido a sus participantes que asuman el compromiso de combatir la desnutrición, que afecta a 55 millones de niños en el mundo.

La desnutrición aguda puede tratarse de forma efectiva a través de alimentos terapéuticos preparados con un coste de 60 ó 45 euros al año, por lo que urgen a los participantes a que aseguren este tratamiento al que, de momento, solo tienen acceso uno de cada diez niños.

La Coordinadora ONGD-España, que agrupa a 400 organizaciones para el desarrollo, señala que la Alianza Global para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria "debe superar la profunda descoordinación de actores y la falta de coherencia de políticas que siguen bloqueando los procesos para una cooperación internacional eficaz".