Público
Público

El Rey apunta al papel de las presidencias europeas para salir de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Rey ha resaltado que las presidencias de la Unión Europea (UE) de España, Bélgica y Hungría en los próximos 18 meses deberán impulsar políticas para salir de la crisis, con una nueva "Estrategia de Lisboa", que incluya economías sostenibles, tanto sociales como medioambientales.

Don Juan Carlos se ha expresado así en la cena ofrecida la pasada noche en el Palacio Real por los Reyes y los Príncipes de Asturias en honor del presidente húngaro, László Sólyom, que se encuentra de visita oficial en España.

El Monarca ha centrado gran parte de su discurso en la presidencia de la UE, que España asumirá los seis primeros meses de 2010 y a la que seguirán Bélgica y Hungría.

De acuerdo con Don Juan Carlos, ese periodo "permitirá potenciar la construcción de una Europa aún más próspera, más segura y más abierta", por lo que "asumimos una gran responsabilidad, pero también una preciosa oportunidad".

El Rey ha comentado que la "grave crisis económica y financiera" ha puesto de manifiesto la importancia de una eficaz concertación en el ámbito comunitario para paliar sus serios efectos económicos y sociales, así como para lograr la plena recuperación del crecimiento y de la creación de empleo".

Habrá, ha indicado el Rey, que "avanzar hacia el pleno desarrollo de los derechos de nuestros ciudadanos", por lo que será necesario lograr "resultados concretos" de libertad, seguridad y justicia.

Ha señalado que se tendrán que "aunar esfuerzos para construir una Europa cada vez más fuerte y más eficaz" para la población y también más solidaria que asuma su responsabilidad en el escenario internacional, reforzando su papel en el mundo.

Don Juan Carlos ha resaltado que ese trío de presidencias a lo largo de dieciocho meses supondrá una "cooperación novedosa" que se asienta "en una misma y decidida voluntad a favor de la profundización del proyecto político europeo" y que será una gran oportunidad para reforzar las relaciones bilaterales "en un momento determinante para el porvenir del continente".

Ha hablado también Don Juan Carlos de las excelentes relaciones entre Hungría y España, ha recordado los múltiples encuentros mantenidos por los responsables de ambas naciones y ha apostado por impulsar los intercambios económicos y comerciales.

Don Juan Carlos ha recordado en su discurso "la incansable actividad humanitaria de Ángel Sanz Briz", embajador de España en Budapest durante la Segunda Guerra Mundial, para salvar la vida "a miles de judíos húngaros amenazados por el nazismo".