Público
Público

El rey se convierte en una estrella de la ficción televisiva

Antena 3 y TVE emiten en cinco meses tres series con la figura del monarca entre sus personajes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como protagonista, personaje secundario o figurante. La figura del rey ha pasado de no existir en la ficción española a plasmarse en cinco meses en tres películas para la televisión desde distintos ángulos. 'Se está convirtiendo en una estrella mediática', afirma José Carlos Rueda, profesor de Historia en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

¿Por qué salta al estrellato de la ficción ahora? Para María Flores, coordinadora de Producción de Mundo Ficción productora de 20 N: los últimos días de Franco, inciden la casualidad y el comienzo de las tv movies españolas hace seis años. 'Las cadenas quieren que sean sobre hechos históricos y en la mayoría de los episodios históricos de los últimos 25 años ha participado el rey', argumenta. A ello, agrega que la figura del monarca es conocida y cae bien.

El director de Una bala para el rey, Pablo Barrera, también achaca a la casualidad que se hayan hecho tres miniseries sobre el rey y niega que se utilice la figura de don Juan Carlos como reclamo de marketing. 'Pensamos en buenas historias, no en quién está dentro', asegura. En este sentido, explica que los grandes acontecimientos sobre los que se hacen películas para la televisión son dramas sociales o acontecimientos políticos, en cuyo centro suele estar el monarca. Así, en su tv movie el rey no es un personaje, sólo está en la mirilla de los etarras.

Según Pablo Usón, director de Alea productora de 23 F, el día más difícil del rey, ya han pasado los años 'suficientes' para llevar a la ficción al rey, 'que hasta ahora era tabú'. A su juicio, no se hizo antes por la juventud de la democracia española. Así, defiende que explicar la historia reciente con series de ficción ayuda al país a 'madurar y superar, aceptar y entender los episodios históricos'. 'Un país se hace maduro cuando se puede plasmar su historia en la ficción y no queda ningún personaje intocable', sentencia este productor.

Usón considera que había 'gran curiosidad y necesidad sana' de abordar la figura del rey en la ficción, 'siempre desde el respeto y la dignidad'. Así, asegura que su productora no tenía miedo a hablar del rey sino 'ganas'. Para Usón, España sigue así la trayectoria de países como Alemania, que está revisando la figura de Hitler con 'cierto sentido de objetividad', por ejemplo en El Hundimiento, o Reino Unido, donde hace tiempo que se hace ficción sobre la reina.

El silencio sobre la figura del rey en la ficción ha pasado a la historia. Cuando Alea planteó el proyecto, la gente les preguntaba sobre la opinión de la Casa Real. 'Eso dice mucho del sentimiento de autocensura de los españoles', es la lectura que hace Usón. Su productora no contactó con Zarzuela ni para documentarse porque quería que fuera un trabajo 'independiente'. Mundo Ficción sólo demandó autorización a Patrimonio Nacional para rodar en el Palacio del Pardo, pero no para contar la historia.

Aunque todas estas miniseries han tenido una buena acogida por parte del público, su éxito ha sido dispar. Usón cree que en el éxito de su ficción han influido varios elementos, pero reconoce que entre ellos está tratar sobre el rey.