Publicado: 13.04.2014 20:37 |Actualizado: 13.04.2014 20:37

El rey llega a Abu Dabi con ministros y empresarios para vender barcos y aviones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey Juan Carlos ha llegó este domingo a Abu Dabi, rodeado de ministros y grandes empresarios españoles que le acompañarán en su visita oficial a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait. Una gira de marcado carácter económico, centrada en el impulso de proyectos de cooperación en sectores estratégicos.

Al frente de una delegación que incluye cuatro ministros y una quincena de empresarios, para iniciar una visita oficial a Emiratos Árabes Unidos y Kuwait de marcado carácter económico, centrada en el impulso de proyectos de cooperación en sectores estratégicos.

Los ministros José Manuel García-Margallo (Asuntos Exteriores), Pedro Morenés (Defensa), Ana Pastor (Fomento) y José Manuel Soria (Industria, Energía y Turismo) acompañan al monarca en la delegación oficial española, de la que también forman parte los secretarios de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, y de Comercio, Jaime García-Legaz.

Entre los empresarios españoles que participarán en las actividades programadas para esta visita -la mayoría de los cuales llegó a Abu Dabi en el mismo avión que el Rey- figuran los presidentes o máximos ejecutivos de Abengoa, ACS, Airbus, Cepsa, Constructora Sanjosé, FCC, Indra, Ineco, Isolux, Navantia, Sener, Técnicas Reunidas, Typsa, Cadagua-Ferrovial y Alcandara.

No en vano, los amigos del Golfo tienen previsto un alto volumen de inversiones, contratos y megacontratos que el monarca intentará dirigir hacia los grandes empresarios que le acompañan.

El Rey intervendrá el lunes con un discurso ante el foro empresarial hispano-emiratí, en el que autoridades y altos ejecutivos de los dos países explorarán las perspectivas de colaboración en sectores estratégicos como infraestructuras, transportes, defensa y energía.

En concreto, están en juego cerca de 30.000 millones de dólares con los que los jeques del petróleo pérsico quieren modernizar sus países. Navantia opta a suministrar a Emiratos 13 buques y Airbus a vender nueve aeronaves, mientras que varias empresas aspiran a participar en la construcción del Metro de Abu Dabi -que generará un volumen de negocio de 8.000 millones de dólares- y en la obra civil para la Exposición Universal Dubai 2020, cuyo importe total abierto a inversores extranjeros puede ascender a 20.000 millones.

Un nuevo centro hospitalario, una planta de residuos y otra de generación de agua y electricidad son también proyectos importantes -entre 900 y 1.500 millones de dólares cada uno- que interesan a España, sin olvidar la búsqueda de una salida al contencioso con Masdar, empresa del fondo soberano de Abu Dabi que gestiona junto a Sener tres centrales termosolares en Sevilla y Cádiz.

El ministro de Estado de Emiratos Árabes Unidos, Sultán al Yaber, que acudió al aeropuerto a recibir a Juan Carlos y le acompañó en su visita al mausoleo donde descansan los restos mortales del jeque Zayed bin Sultán al Nayan, fundador de la Federación de Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde nada más llegar a Abu Dabi rindió homenaje.

Ayudado por su bastón, el rey entró en el mausoleo, junto a una de las mayores mezquitas del mundo y, al igual que hizo en su visita oficial de 2008, permaneció unos instantes ante la tumba y se despidió con una inclinación de cabeza en señal de respeto por el primer presidente de los EAU, fallecido en 2004 y a cuyo funeral asistió el Príncipe de Asturias.

En esta ocasión, el rey no llegó a entrar en la Gran Mezquita, un imponente templo de mármol blanco y 82 cúpulas, cuyo interior ya recorrió en 2008 -como también hicieron los príncipes Felipe y Letizia dos años después-, en una visita en la que el monarca pudo contemplar la inmensa sala de oración, con capacidad para más de 30.000 fieles y cubierta con la alfombra persa más grande del mundo. Parece que en esta visita no hay tiempo para el turismo.