Público
Público

El Rey pasó por el hospital el miércoles para resolver una luxación de cadera

El monarca fue atendido para solventar una lesión en la cadera izquierda, donde tiene una prótesis desde hace tres meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Rey fue atendido el miércoles pasado en el hospital madrileño USP San José por el traumatólogo Ángel Villamor para solventar una luxación en la cadera izquierda, donde le había implantado una prótesis hace tres meses, que se resolvió en menos de una hora sin necesidad de cirugía.

Fuentes de la Casa del Rey han explicado a EFE que Don Juan Carlos acudió al centro sanitario porque se sintió incómodo y, tras las correspondientes radiografías, los médicos comprobaron que sufría una 'ligera luxación' en la cadera donde había sido intervenido el pasado 23 de noviembre.

La luxación, que se había producido al desajustarse la prótesis por un mal movimiento, se resolvió en torno a mediodía sin necesidad de cirugía, con un simple movimiento de encaje bajo anestesia local, y el monarca abandonó el centro médico para regresar a la Zarzuela una hora después de haber llegado.

Un portavoz de la Casa del Rey ha subrayado que se trató de 'una cura sin relevancia' y ha afirmado que Don Juan Carlos sigue desde entonces 'haciendo vida normal', a la espera de la operación a la que será sometido el próximo domingo por una hernia discal en la clínica madrileña La Milagrosa.

El pasado martes por la tarde, la víspera de su paso por el hospital para resolver la luxación, el Rey recibió en audiencia en su despacho del Palacio de la Zarzuela al ministro portugués de Asuntos Exteriores, Paulo Portas, la única actividad oficial pública de su agenda de trabajo organizada para esta semana.

Hace unos diez meses, el 27 de abril del pasado año, el equipo médico de Villamor en el hospital San José también tuvo que solucionar en el quirófano una luxación en la otra cadera, producida al desajustarse por un mal movimiento la prótesis que le había implantado unos días antes.

A diferencia de lo ocurrido esta semana, en aquella ocasión el Rey sí pasó la noche en el centro sanitario y, doce horas después de la intervención, regresó a la Zarzuela.

Villamor había implantado esa prótesis el 14 de abril, después de que Don Juan Carlos se fracturara en tres fragmentos la cadera derecha, afectada además de artrosis, como consecuencia de una caída durante su viaje privado a Botsuana.

La prótesis que se le ha desajustado esta semana fue implantada en la intervención quirúrgica realizada el pasado 23 de noviembre en el hospital San José, donde permaneció hospitalizado hasta el 2 de diciembre para continuar el proceso de recuperación en la Zarzuela.

Este domingo, el Rey entrará en un quirófano de La Milagrosa y el neurocirujano Manuel de la Torre empleará un avanzado equipo de última generación, único en España, para resolver los problemas que le ocasiona una hernia discal en la zona lumbosacra de la columna vertebral.