Público
Público

El Rey pide la unidad de todos bajo la Constitución y para volver a crear empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Rey ha solicitado hoy que los españoles se unan para superar tensiones y divisiones sobre la base de los principios que inspiraron la Constitución, para reforzar la cohesión interna y la proyección exterior de España y para que la economía vuelva a crecer y a crear empleo cuanto antes, de forma sostenible.

Estas son las tres tareas fundamentales para las que el jefe del Estado ha pedido el consenso de los españoles en su alocución de Nochebuena, pocos días antes de que España asuma por cuarta vez la presidencia de la UE, en un momento en que la Unión debe adoptar "medidas de vital importancia para su futuro" y "resulta prioritario lograr una Europa más unida, dinámica y presente en el mundo".

La bandera de la Unión Europea ha acompañado este año a la enseña nacional en la emisión televisiva del mensaje navideño de Don Juan Carlos, para la que el tradicional fondo del tapiz del salón de audiencias de la Zarzuela ha sido sustituido por la vista de los jardines del palacio que se contempla a través de los cristales de la sala.

En sus palabras para todos los españoles, el Rey les ha solicitado que, juntos, acometan "tres tareas fundamentales", la primera de ellas superar tensiones y divisiones "sobre la base de los principios y valores" que alimentan "lo mejor de la convivencia" entre los ciudadanos de este país e inspiran la Constitución.

En segundo lugar, el Monarca ha animado a "sumar voluntades en torno a los grandes temas de Estado", reforzando la cohesión interna y la proyección exterior de España, y, finalmente, ha llamado a "redoblar esfuerzos" para que el país "vuelva a crecer y a crear empleo; cuanto antes y de forma sostenible".

Tras recordar que el mundo se enfrenta a desafíos "que van desde la lacra del terrorismo, la crisis económica o el cambio climático hasta las pandemias o el narcotráfico" y "todos ellos requieren de la acción conjunta de los Estados", Don Juan Carlos ha señalado que "el futuro impone decisiones estratégicas de gran calado, tanto a nivel interno como a escala europea e internacional".

Para afrontar estos retos, se precisa "una España sólida y cohesionada", ha añadido el Monarca, quien ha reclamado "tesón y fortaleza" y ha puesto el énfasis en que la mayor fortaleza que necesita el país en el plano económico y social requiere "el más amplio entendimiento y solidaridad" entre los españoles y entre todas las Comunidades Autónomas.

En su discurso, ha recordado que en 2009 la "grave crisis económica" ha llevado a que el desempleo sea la principal preocupación de las familias españolas, que afecta "a varios millones de personas, angustiadas no sólo por la pérdida de ingresos, sino por la falta de horizontes en sus vidas laborales y personales".

Por tanto, ha pedido "redoblar esfuerzos" para que España vuelva a crecer y a crear empleo cuanto antes y de forma sostenible, lo que requiere acuerdos entre las fuerzas políticas, económicas y sociales que permitan "asegurar la mayor solidaridad" y "acometer las reformas precisas".

"Volver a crecer es el reto más apremiante para poner fin al desempleo, garantizando la más alta protección social a quienes lo padecen", ha subrayado el jefe del Estado.

También ha apelado a la necesidad de que todos los españoles sirvan "al interés general", para lo que, según advierte, hace falta actuar con generosidad "y aplicar la fuerza de la unidad, del diálogo y del compromiso, en el marco del respeto a la Constitución".

La Carta Magna "garantiza un amplio abanico de derechos y libertades, fundamenta una avanzada articulación de nuestra rica diversidad territorial y nos dota de instituciones que son claves para la estabilidad y convivencia democráticas y el buen funcionamiento del conjunto de España", argumenta en este sentido.

Tras recordar la importancia de preservar la independencia de esas instituciones, el Rey ha recalcado que, ante los numerosos retos que marcan este fin de año, hay que moldear el porvenir al que aspiran los españoles "aplicando mucho sentido de Estado, tanto a la hora de gobernar como de ejercer la oposición".

"Sigamos trabajando para que prime la fraternidad sobre las desavenencias, la confianza sobre el recelo, el bien colectivo sobre los egoísmos particulares y para que la honradez sea regla inexcusable de conducta", ha solicitado el Monarca en su discurso.

Asimismo, el jefe del Estado ha exigido la libertad de los tres cooperantes víctimas del "intolerable" secuestro perpetrado en Mauritania por el terrorismo internacional y ha expresado su reconocimiento a los militares españoles que "arriesgan sus vidas" frente a "acciones delictivas tan inaceptables como la piratería marítima".

Como cada Nochebuena, Don Juan Carlos ha recordado "con especial emoción", junto al resto de la Familia Real, a todas las víctimas del terrorismo y a sus familiares, quienes, según ha recalcado, cuentan con el "apoyo, solidaridad y afecto" de la Corona y "de toda la sociedad española".

"Acabar con el terrorismo -desde el imperio de la Ley, la acción de la Justicia, la sacrificada entrega de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y la cooperación internacional- es un objetivo de todos los demócratas en defensa de la libertad y de los más elementales derechos humanos", ha subrayado el Monarca en su mensaje.

Don Juan Carlos ha lanzado además un llamamiento para "consensuar y coordinar al máximo el papel internacional de España", ya que la seguridad, el progreso y el bienestar de los españoles "dependen cada vez más" de una "eficaz protección y promoción" de sus intereses en el mundo.