Publicado: 23.03.2014 15:43 |Actualizado: 23.03.2014 15:43

El rey: "Puso por delante de los intereses personales los de la nación"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Mi dolor hoy, es grande". El rey ha difundido un mensaje a las 16 horas en la que ha destacado la figura del expresidente Adolfo Suárez, y su contribución a la Transición española. Su mensaje ha podido ser seguido a través de la televisión y desde la página web de la casa real.

A su juicio, Suárez protagonizó "uno de los capítulos más brillantes de la historia de España que impulsamos Adolfo y yo".También ha incidido en el papel de Suárez en la "defensa de la democracia, estado de Derecho y la unidad y diversidad de España".

El rey ha expresado su "gratitud honda y permanente", al tiempo que ha reconodido que su dolor "hoy, es grande".

"El fallecimiento de Adolfo Suárez me llena de consternación y de pena", ha comenzado el Rey su discurso. Tuvo en él "a un amigo leal" y, como rey, "a un colaborador excepcional" a la corona y "a todo lo que ella representa: la defensa de la democracia, del Estado de Derecho, de la unidad y la diversidad de España".

El dolor que siente no es obstáculo para recordar y valorar "uno de los capítulos más brillantes de la Historia de España: la Transición que, protagonizada por el pueblo español,  impulsamos Adolfo y yo junto con un excepcional grupo de personas de diferentes ideologías, unidos por una gran generosidad y un alto sentido del patriotismo". Este capítulo de la historia, "dio paso al periodo de mayor progreso económico, social y político de nuestro país".

Adolfo Suárez "fue un hombre de Estado, un hombre que puso por delante de los intereses personales y de partido el interés del conjunto de la Nación española", ha destacado el rey. Vio "con clarividencia y gran generosidad, que el bienestar y el mejor porvenir de todos pasaba por el consenso", y supo ceder en lo accesorio para lograr los grandes acuerdos. "La superación de la fractura política y social que vivió la sociedad española en el siglo XX fue su objetivo prioritario, como lo fue también el mío", ha apostillado. 

El rey ha reconocido que Suárez "dio lo mejor de si mismo" y trabajó "sin descanso para lograr la mejor articulación de la diversidad de España" y la "recuperación" de su posición internacional. "El ejemplo que nos deja es muestra de que juntos, los españoles, somos capaces de superar las mayores dificultades y de alcanzar, con unidad y solidaridad, el mejor futuro colectivo para todos", ha finalizado. 

De hecho, poco después de que el Gobierno decretase la suspensión de todos los actos oficiales previstos para estos tres días, la casa real ha anulado todos los actos oficiales previstos para las próximas 72 horas.  Sin embargo, el rey y la reina asistirán a la capilla ardiente, a partir de las 10.30 horas de la mañana de este lunes, acompañados por la infanta Elena

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comenzado su comparecencia expresando que el fallecimiento de Adolfo Suárez le llena de pena y de tristeza.

"Vivimos un dia de tristeza para los españoles -ha destacado Rajoy-, pero también un dia de homenaje a quien ya es una de las figuras mas importantes y positivas de nuestra historia común".

El presidente del Gobierno ha destacado su respeto y agradecimiento "hacia el hombre de concordia" que logró la Transición. "Adolfo Suárez fue el mejor punto de encuentro para la reconciliación de los españoles", ha destacado Rajoy desde La Moncloa. A juicio de Rajoy, el "mejor homenaje" que se puede rendir a Adolfo Suárez tras su fallecimiento es "seguir el camino que él marcó: de entendimiento, de concordia y de solidaridad entre españoles".

En un mensaje desde el Palacio de la Moncloa para expresar el pésame del Ejecutivo ante la muerte del expresidente Suárez, Rajoy ha asegurado que millones de españoles sienten"orgullo" por la "grandeza histórica" del primer presidente de la democracia. "Suárez tuvo siempre la talla de un hombre de Estado", ha dicho. "Su intuición, su habilidad y su coraje fueron determinantes para fraguar el país más libre y más justo en el que hoy vivimos".

Unos minutos después de su comparecencia, el presidente del Gobierno se ha personado en el centro hospitaliario en el que los familiares del difunto presidente velan su cuerpo, en una ceremonia privada. Rajoy ha dado su pésame a los allegados de Suárez, como poco después lo haría el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado que la tarea de Adolfo Suárez fue difícil, "como lo fue su salida de la vida pública".

"Una cruel enfermedad le ha impedido sentir cómo día a día crecía el reconocimiento" de la mayoría de los españoles hacia su labor", ha añadido Rubalcaba, quien ha transmitido a la familia las condolencias del PSOE y sus simpatizantes y, en su nombre, ha expresado "nuestro profundo respeto por su obra".

Pérez Rubalcaba ha destacado el coraje y las convicciones necesarios para afrontar una nueva etapa histórica en Transición. Y ha puesto como ejemplo los Pactos de La Moncloa y la Constitución de 1978. "Precisamente hoy, se consolida el lugar esencial que el presidente ocupará para siempre en la historia de España", ha concluido. 

 La capilla ardiente del expresidente del Gobierno se abrirá mañana a las 10 de la mañana en el Congreso, para que los ciudadanos puedan despedirse de Adolfo Suárez. El velatorio será colocada en el llamado Salón de los Pasos Perdidos, anexo al Hemiciclo.

El féretro llegará portado por militares, y será recibido en el Congreso por las más altas autoridades del Estado.

Suárez ha fallecido hoy en Madrid, a las 15:03 minutos, a los 81 años de edad.