Público
Público

El rey sugiere que trabaja sin desmayo y repite la broma de su visita al "taller"

Tras una audiencia en el Palacio de la Zarzuela, el monarca, que este martes se someterá a una nueva operación en su cadera izquierda,  ha dicho a los numerosos periodistas reunidos: "Mañana al taller; podéis venir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey Juan Carlos ha bromeado este lunes con su vuelta al quirófano, al que nuevamente ha llamado el 'taller'.  Tras una audiencia en el Palacio de la Zarzuela, el monarca, que este martes se someterá a una nueva operación en su cadera izquierda,  ha dicho a los numerosos periodistas reunidos: 'Mañana al taller; podéis venir de mecánicos si queréis'.

El rey Juan Carlos ha recibido en audiencia a los presidentes de las Cámaras de Representantes y de Consejeros del Reino de Marruecos, Karim Ghellab y Mohamed Cheikh Biadillah, respectivamente, con motivo de su asistencia al II Foro Parlamentario Hispano-Marroquí, que se celebra en Madrid este lunes y martes. El monarca ha entrado en la Sala de Audiencias apoyado en dos muletas, aunque después las ha abandonado para recibir a los invitados de pie y posar ante los medios gráficos. A la recepción han acudido el presidente del Congreso, Jesús Posada; el presidente del Senado, Pío García Escudero, y el embajador del Reino de Marruecos en España, Ahmed Ould Souilem.

Al entrar en el Salón de Audiencias, ha comentado a los periodistas, en tono distendido, cómo mañana, a pesar de que recibirá a 16 nuevos embajadores en la Zarzuela, deberá acudir después al 'taller'. Tras saludar a sus invitados, el rey ha comentado en francés al embajador marroquí  que este lunes había recibido una llamada de Mohamed VI para interesarse por su salud y él le había contestado: 'Mira lo que me he encontrado a la vuelta' (en alusión al viaje oficial que realizó el pasado julio a Marruecos).

Después de posar para los medios gráficos junto a sus invitados, el Monarca ha recuperado las dos muletas para dirigirse con ellos a su despacho, momento en el que, sonriente, ha bromeado con los numerosos periodistas que abarrotaban en el Salón de Audiencias: 'Hasta mañana; podéis venir de mecánicos si queréis'.

Desde el Palacio de la Zarzuela se ha subrayado que el monarca va a mantener su agenda de trabajo hasta el último momento y, así, mañana por la mañana, horas antes de ingresar en el Hospital Quirón Madrid, recibirá en el mismo Salón de Audiencias a 16 nuevos embajadores en un acto de presentación de cartas credenciales. Esta ceremonia, que por vez primera se celebra en Zarzuela en vez de en el Palacio Real, tendrá un formato más corto y cómodo para el Monarca, adecuado a su situación física.

Fuentes de la Casa del Rey han explicado que el Quirón Madrid, uno de los centros sanitarios donde el Monarca ha acudido en los últimos años a realizar algunas de sus pruebas, fue elegido por el equipo médico que dirigirá el cirujano Miguel Cabanela después de visitar varios hospitales, al ser el que mejor reunía los distintos requisitos necesarios para esta operación. Se trata del mismo donde fue ingresado en abril del año pasado el nieto mayor de los Reyes, Felipe Juan Froilán, por una herida en el pie tras disparársele accidentalmente una escopeta de pequeño calibre, hospitalización que coincidió con la recuperación del Rey en el San José tras su operación de la cadera derecha, fracturada en Botsuana.

Al haberse infectado la zona de la cadera izquierda próxima a la prótesis que el Rey lleva desde el pasado noviembre, Cabanela habrá de decidir mañana si conviene sustituirla en una sola intervención o en dos, la primera para cambiar la prótesis por una temporal, recubierta de antibióticos, y la segunda, al cabo de unas ocho semanas, para implantarle la definitiva.