Publicado: 17.01.2014 13:59 |Actualizado: 17.01.2014 13:59

Los reyes magos de Sort reconocen que se portaron mal insultando a los mossos

Los vecinos que hacían de sus majestades de Oriente en la cabalgata de la localidad leridana se disculpan por su comportamiento después de que los agentes les denunciaran por "lanzar caramelos de forma violenta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tres vecinos de Sort que encarnaron a los Reyes Magos de Oriente durante la cabalgata del pasado 5 de enero en Sort (Lleida) han pedido disculpas y han reconocido que se portaron mal al insultar y lanzar caramelos a los mossos d'esquadra que regulaban el tráfico.

Los Mossos d'Esquadra denunciaron a los tres reyes magos el juzgado de Tremp por una presunta falta de respeto a un agente de la autoridad, y aseguraron que "les lanzaron caramelos de forma violenta".

El alcalde de Sort, Llàtzer Sibís, ha explicado que ha hablado con los tres vecinos que "reconocen que hicieron afirmaciones no ajustadas con el papel que representaban en ese momento, por lo que han pedido disculpas verbales y escritas" a los agentes de la policía autonómica.

Al parecer, los Reyes Magos insultaron a los policías llamándoles "policías asesinos y torturadores", aunque el alcalde ha indicado que él no presenció los hechos y tan sólo le han comunicado que los tres Reyes "hicieron afirmaciones que no se adecuaban a su papel".

En cuanto a si los Magos de Oriente lanzaron caramelos de forma poco amistosa contra los agentes, tal y como asegura la policía autonómica, Sibís entiende que los Mossos tendrán pruebas en ese sentido.

Sin embargo, ha señalado que es difícil saber si la de los agentes fue una apreciación subjetiva, ya que una de las funciones de los Reyes Magos durante la cabalgata es, precisamente, lanzar caramelos.

"Queremos remarcar, en todo caso, que se trata de un hecho aislado y que la actitud de estas personas no tiene nada que ver ni con el ayuntamiento, ni con la comisión de fiestas responsable de la cabalgata", ha concluido el edil.

Según los Mossos, los reyes increparon a los agentes durante toda la cabalgata, y han asegurado que incluso los bomberos y responsables de emergencias llamaron la atención a los tres reyes que iban en una misma carroza.