Público
Público

Los Reyes Magos y Papa Noel no deben sacrificar la seguridad por el precio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Sanidad y las asociaciones de jugueteros han recomendado hoy a los Reyes Magos y a Papa Noel, así como a sus respectivos pajes, que no sacrifiquen la calidad y seguridad de los juguetes por comprarlos a mejor precio.

"Comprar con criterio" es el consejo de la directora del Instituto Nacional de Consumo (INC), Etelvina Andreu, quien ha presentado hoy la guía "Juego, juguete y seguridad", elaborada por la Fundación Crecer Jugando y destinada a los adultos que estas Navidades tienen la misión de elegir regalos para los más pequeños.

La guía, de la que se han editado 2.000 ejemplares y que se encuentra disponible en www.crecerjugando.org, ofrece pautas al consumidor que le permitan adquirir el juguete que más se ajuste a las necesidades, a la edad y a la capacidad intelectual del niño, de modo que no se produzcan situaciones de alarma.

El presidente de la Fundación y de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, Jose Antonio Pastor, ha explicado que si entre dos productos similares se observan grandes diferencias de precio, probablemente será porque el más barato "esconde ahorros en materiales y en seguridad".

Revisar el etiquetado, que contengan el distintivo de calidad CE y los datos del productor, o comprar en sitios adecuados, que estén adheridos al sistema de arbitraje y que ofrezcan asesoramiento, son algunas de las recomendaciones para acertar con la compra.

La directora del INC ha informado de que este año se denunciaron en la Red de Alerta 756 juguetes por presentar riesgos -lo que supone un 31,8 por ciento de todos los productos notificados-.

El 85,45 por ciento del total de juguetes procedían de un país asiático, fundamentalmente de China, y el 10,05 por ciento eran de origen desconocido. El resto venían de países comunitarios -3,44 por ciento- y de otros países -1,06 por ciento-.

El principal riesgo detectado fue el de asfixia -44,18 por ciento-, seguido del de intoxicación -26,32 por ciento- y lesiones diversas -22,75 por ciento-.

Los tipos de juguetes más alertados fueron muñecas y accesorios -10 por ciento-; coches, barcos, aviones y helicópteros -9,6 por ciento-; teléfonos de juguete -6,7 por ciento-, peluches -6 por ciento- y triciclos, bicicletas y patinetes -4,6 por ciento-.

Andreu ha destacado que aproximadamente el 5 por ciento de las alertas fueron notificadas por los propios productores y que en 2008 se han destruido o retirado del mercado unos 565.000 juguetes.

Por su parte, el Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC) analizó en el año un total de 426 muestras de juguetes, de los que 306 -71,83 por ciento- eran de origen chino, de los cuales el 58,17 por ciento incumplía la legislación comunitaria y el 30,39 por ciento eran correctos. Los restantes, el 9,15 por ciento, están en proceso de análisis.

De otros 58 -13,62 por ciento del total- no constaba la procedencia, incumplían 27 -46,55%- y se están analizando 25 -43,1 por ciento-. Sólo 5 -8,62 por ciento- seguían todas las determinaciones.

El presidente de la Fundación y de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) ha comentado que, ante la crisis económica, se observa una tendencia a la compra de menos unidades pero en los establecimientos de confianza, algo que puede verse compensado con el aumento de la natalidad registrado en España.

Pastor ha recomendado los juguetes producidos por compañías españolas por su elevada apuesta por la calidad y la seguridad, lo que ha llevado a este país a ocupar el segundo puesto como industria juguetera dentro de la Unión Europea, después de Alemania.

España cuenta con 215 empresas del sector que emplean directamente a más de 5.000 personas y una de las características de esta industria es su alto nivel de concentración geográfica en la Comunidad Valenciana -44,9 por ciento de las empresas- y en Cataluña, donde radica un 27,6 por ciento.