Público
Público

Ribéry dice no temer por su futuro y se deshace en agradecimiento a los suyos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El internacional francés Franck Ribéry dice no temer por su futuro ni a la justicia francesa que le imputa relaciones sexuales con una prostituta menor de edad, se compromete a hacer lo que sea para ganar la confianza de los suyos y se deshace en elogios a su esposa y el Bayern Múnich, por su apoyo.

"No, no tengo miedo al futuro ni a mi carrera. Ni en la selección francesa ni en el Bayern. Tampoco el día después a mi comparecencia en un tribunal de París. Porque no incurrí en falta conscientemente. Estoy seguro de que recuperaré la confianza de quienes tal vez dudan de mi", afirma, en declaraciones hoy al popular diario "Bild".

El internacional francés sostiene ante ese medio que su propósito ahora es "volver a provocar entusiasmos" en la cancha, aunque admite estar bajo "una fuerte presión" que no siempre puede manejar bien.

Ribéry, en el objetivo de la justicia francesa y, tal vez, de la alemana tras revelarse las relaciones mantenidas con la prostituta Zahia, se deshace en palabras de agradecimiento a los suyos.

"Mi familia está conmigo. Tengo que agradecérselo especialmente a mi mujer. Y también a todo el club en pleno, que me respalda ilimitadamente. Nunca lo olvidaré", prosigue Ribéry.

El internacional alude a las múltiples dificultades que arrastra, consecuencia tanto de las lesiones como de los "asuntos privados".

Quita hierro, asimismo, a las palabras del técnico del Bayern, Louis Van Gaal, que afirmó no haber visto aún "al gran Ribéry".

"Es verdad que tuve un año complicado por mis lesiones. Pero estoy trabajando extremadamente duro para recuperarme", dice. "Mi gran objetivo es un triunfo en la Champions", añade, aunque por lo pronto, el objetivo inmediato es estar en plena forma para jugar en la apertura de la Bundesliga, contra el Wolfbsurgo.

Ribéry sostiene hasta ahora no haber sabido que Zahia tenía 17 años en el momento en que se centran las acusaciones francesas.

A las imputaciones de la justicia francesa podría sumarse las de la alemana, según medios de este país, donde además, caso de ser declarado culpable, podrían caerle hasta cinco años de cárcel, en lugar de tres, como ocurriría en su país natal.

La fiscalía de Múnich confirmó ayer estar analizando el caso, aunque sus diligencias se encuentran en la fase previa, fundamentándose en un viaje que pagó Ribéry para que Zahia le visitara en Alemania.

Ambos habrían mantenido un encuentro en un hotel muniqués, siendo ella aún menor de edad.

Según apunta "Bild", en recuadro aparte, Ribéry no tenía tampoco por qué haberse dado cuenta de su minoría de edad, puesto que las compañías aéreas no piden el dato de los pasajeros, a no ser que se pida una rebaja para niños, lo que desde luego no era el caso.

Desde el Bayern, su presidente, Karl-Heinz Rummenigge, expresó ayer en ese mismo medio su preocupación por el caso contra Ribéry, al que considera un "chivo expiatorio" por razones políticas tras los pobres resultados de su selección en el Mundial de Sudáfrica.

Ribery y su compañero del Real Madrid Karim Benzema fueron imputados esta semana por un juez de instrucción francés por haber solicitado la contratación de los servicios de Zahia.