Público
Público

Un Ribéry a gran nivel impulsaría a Francia en Sudáfrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección de fútbol de Francia parece haber estado operando a medio gas en los últimos meses, pero el repunte en el juego de su estrella, Franck Ribéry, podría dar una nueva señal de esperanza a los galos durante el Mundial de Sudáfrica.

Ribéry, el jugador más popular de la escuadra francesa desde la retirada de Zinedine Zidane, posee un gran talento, pero lo que marca la diferencia en él es su capacidad de cubrir todas las áreas del campo durante los 90 minutos de juego.

"Su musculatura le permite correr más rápido y por más tiempo que cualquier persona que haya visto", dijo una vez Georges Gacon, quien fue su preparador físico en el Olympique de Marsella. "Es como un dínamo viviente, pero también trabaja muy duro para ello".

Mucho tiempo atrás, Ribéry fue expulsado de la academia de fútbol de Lille debido a que sus resultados como estudiante no eran lo suficientemente buenos, pero a sus 27 años el jugador ha madurado hasta convertirse en uno los mejores de Europa.

ex Jugador Europeo del Año -, Ribéry alcanzó la fama durante su etapa en el Marsella entre 2005 y 2007.

A partir de ese momento, su carrera ha mostrado un constante ascenso y su juego no dejó de crecer desde que se unió al Bayern de Múnich ese año.

Ribéry, portador de una notoria cicatriz en su pómulo derecho producto de un accidente automovilístico cuando tenía dos años, ha padecido durante el último par de años una serie de lesiones.

Sin embargo, su peor momento se produjo hace unas semanas, cuando fue citado a declarar como testigo por la policía en una investigación sobre una red de prostitución. Aunque no fue acusado formalmente, la prensa francesa sugirió que el jugador habría sido cliente frecuente de un club de París conocido por ofrecer servicios de acompañantes.

Ribéry, que se convirtió al islam y tiene dos hijos con su esposa, Wahiba, de ascendencia argelina, fue interrogado sólo porque conocía a alguien cercano a una persona acusada en una investigación, dijo su abogado.

El jugador no estuvo presente en la final de la Liga de Campeones de hace unas semanas entre el Bayern y el Inter de Milán debido a que fue expulsado en semifinales y fue sancionado con tres partidos.